NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Analisis

CaixaBank y turismo: del cero al infinito

Imagínense la gran sorpresa que resultó para los mortales de a pie saber que la histórica financiación de la compra de los hoteles de Tui solo la iba a llevar a cabo la entidad catalana

Al poco de oficializarse la absorción de Bankia por parte de CaixaBank —nunca fue una fusión, aunque así intentaron “venderla”— varios ex altos directivos de entidades financieras con amplia presencia en Mallorca coincidieron en una terraza de un restaurante junto a Jaime III, recién levantada las restricciones de la presidenta Armengol (medidas que de poco han servido para controlar la pandemia).

Los ex ejecutivos habían trabajado —casualidades de la vida— para distintas cajas regionales de ahorro que a raíz de la anterior crisis se vieron implicadas en los más variados procesos de concentración y que acabaron succionadas por la poderosa entidad catalana.

El nacimiento del gran banco fruto del ensamblaje de Bankia y CaixaBank era el principal objeto de debate de los antiguos directivos y más concretamente los riesgos sobre préstamos a empresas turísticas con los que se enfrentaba la casa de Goiri y Fainé —el orden de los factores no altera el producto— tras la absorción.

Los ex colegas sentados a una mesa, que no a manteles, en una de las muchas terrazas abiertas junto a la Riera palmesana estuvieron de acuerdo en que CaixaBank tenía ante sí un gran desafío: el enorme reto de afrontar un duro camino con los amoratonados empresarios del sector turístico, “aunque no tanto”, señalaban, “como los que tienen el Sabadell y el BBVA”.

“Estos [Caixabank] no vuelven a dar en mucho tiempo un préstamo a las empresas del Sector y bastante tendrán con lidiar las “herencias recibidas tras la fusión”, comentaron unos ejecutivos que en época pretérita se volcaron con los empresarios de Baleares, Canarias, Andalucía y Comunidad Valenciana (apenas financiaron a las turísticas de Cataluña).

Está visto, realizada la operación de Riu, que erraron amplia y profusamente en sus análisis. Y si ellos, profesionales con sobrada experiencia, no acertaron en sus pronósticos imagínense la gran sorpresa que resultó para los mortales de a pie saber que la histórica financiación de la compra de los hoteles de Tui solo la iba a llevar a cabo la entidad catalana radicada en Valencia y Mallorca (secuelas de la política) (Caixabank asume en solitario el crédito récord a Riu).

Dos tazas si no quieres café: alrededor de 900 millones en medio de un temporal mundial jamás conocido. O dos tazas y media después de que se también se supiera —en sendas noticias exclusivas de preferente.com—que el banco de Fainé y Goiri van a ofrecer servicios de viaje a sus clientes, en algo parecido a lo que en su día hizo Viajes Iberia con Bancaja (información la de la venta de viaje que ha atragantado a los angustiados agentes) (Giro de los bancos españoles: irrumpen en la venta de viajes).

Nunca La Caixa fue una entidad muy volcada con el Sector, tal cual sucedió con Banca March en Mallorca hasta que dio el primer paso a principios de los 90. Pero aquella Caixa de Villarasau primero y Fainé después nada tiene que ver, siendo siempre muy fuerte en España, con la gigantesca de ahora y, en lo que a nuestra industria se refiere, han pasado casi del cero al infinito. Atónitos se quedaron en Barcelona los Guillermo, Josep y Robert cuando leyeron la primera de las primicias de este digital. Ítem más.

 


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

CaixaBank tiene consigna interna de no dar ni agua a los empleados de empresas turísticas, sobre todo si están en ERTE. Una hipocresía. El que vive del turismo evita este banco.

Noticias relacionadas



Encuesta

¿Ve ecuánimes los rescates públicos a empresas turísticas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies