NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

CRÓNICA DE FIN DE SEMANA |

Cuando la propaganda importa más que la gestión

El Gobierno de Baleares llegó a hacer campañas publicitarias sobre ayudas a la inversión en modernización hotelera que jamás se dieron
Tras una largo proceso judicial, un empresario se queda sin el dinero que se había prometido en varias ocasiones, básicamente para captar apoyos electorales

El desparpajo de nuestros políticos no tiene parangón. No es que se atrevan a anunciar en rueda de prensa lo que no existe, es que se atreven a poner publicidad en la prensa, de aquello para lo que ni se pararon a pensar. Todo les vale, muy especialmente si se aproximan elecciones, si les ha entrado el miedo en el cuerpo. No se dan cuenta de que a cada paso que dan en esta dirección, hunden más la poca credibilidad que les queda. Vean este asunto, ridículo y absurdo, que afecta al turismo.

 

AgroturismoUn agroturismo de Ibiza se endeudó con el Instituto de Crédito Oficial, porque pensó que se iba a subvencionar el tipo de interés en 0,75 de los 1,5 puntos que costaba. Era el año 2009, y según explica el empresario, el Gobierno central lanzó una línea de crédito al 1,5 por ciento. El empresario explica que el Gobierno de Baleares había anunciado, incluso en un texto legal, que subvencionaría este tipo de interés, lo que explica su inversión. Pero esta ayuda nunca llegó a producirse y por lo tanto, acudió a los juzgados donde no le dieron la razón. Pero vean la historia, que es fantástica.

 

El Gobierno nacional hizo lo que se llamó Plan Renove para la reforma de hoteles. Se trataba de frenar de alguna manera la gravedad de la crisis del ladrillo que por entonces se cernía sobre el país y, de paso, fomentar la mejora de la oferta de alojamientos. Ante ello, la autonomía balear acordó promocionar que de los 1,5 puntos de interés, subvencionaría la mitad. Se anunció en las ferias turísticas, en los foros hoteleros e incluso se insertaron anuncios en los medios de comunicación, que esto último ya es demasiado atrevido.

 

Incluso más, se aprobó una ley en 2009, que en sus artículos 18 y 19 dice que, como medida urgente, el gobierno de Baleares prevé subvencionar el tipo de interés de forma complementaria a las ayudas del Instituto de Crédito Oficial. Obviamente, esto equivale a la utilización propagandística de una ley, porque como se imaginan, esto jamás se llevó a efecto.

 

El empresario afectado dice que se creyó esta línea de ayudas y que, por ello, se endeudó. Desde 2009, la empresa está exigiendo la subvención que, lógicamente, jamás existió porque jamás se dispuso del dinero. Por ello acudió a los tribunales donde, como vemos, tampoco le han dado la razón, pese a que la ley dice que se convocaría.

 

Toda la ceremonia publicitaria tuvo lugar durante el último mandato del presidente socialista de Baleares, Francesc Antich, y pone en evidencia el escaso respeto que los políticos se tienen a sí mismos. El empresario adujo varias ruedas de prensa, varias explicaciones públicas y, por supuesto, el texto legal, que desde luego no es nada concreto.

 

Observen cómo curiosamente sí hubo dinero para insertar los anuncios publicitarios, pero no para las ayudas. Cómo primero es vender, al precio que sea, incluso lo que no existe.

 

La empresa ibicenca lleva reclamando a la Conselleria de Turismo el pago de la cacareada subvención desde 2009. No obtuvo respuesta alguna hasta junio de 2014 -lo cual no obsta para que tengamos infinidad de leyes en las que se establecen los derechos del ciudadano a recibir una respuesta rápida y eficaz por parte de la Administración pública-, ya con el Govern del PP, cuando le comunicaron que no había opción de cobro puesto que la subvención no había existido, algo que ahora han confirmado los jueces. Obviamente, sin convocatoria, no hay expectativa.

 

Pero aquí lo importante no es lo jurídico sino lo político; aquí lo que es grave es que las promesas, los anuncios, incluso la propia publicidad en los medios de comunicación, pueden ser absolutamente falsas. Y nadie asume responsabilidades políticas. Nadie da la cara.

 

El turismo en esto no está peor tratado que otros sectores, simplemente es una víctima más.

 

Yo creo que esto no es peor que las promesas de que no se subiría el IVA turístico (desmentidas apenas llegar al Gobierno) o el anuncio pomposo hecho en Mallorca por todo el Gobierno de Zapatero, en un Consejo de Ministros extraordinario, anunciando una multimillonaria inversión en la reforma de la Playa de Palma, que jamás se ha producido.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas



Encuesta

¿Cree que Air Europa deberá rebajar otra su precio para Iberia?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies