NEWSLETTER | PUBLICIDAD | | VISTA MÓVIL
EDICIÓN ESPAÑA

Turismo con dinero negro

Sabido es que nuestro sector ha sido -y sigue siendo- uno de los más proclives al dinero negro. Los sobres y complementos “en B” como parte del salario neto real se pactan tan a menudo que no es secreto alguno, salvo para estudiantes de turismo -ya sean Erasmus o de máster- que nunca antes han hecho prácticas o trabajado en España y un día aterrizan aquí.

 

Desde hace muchos años suelo empezar mis clases de cada curso pidiendo a los estudiantes que si han cobrado dinero negro levanten el brazo. Y ante los brazos alzados, surge la sorpresa de los estudiantes extranjeros, salvo italianos y latinoamericanos. Los más sorprendidos, los escandinavos.

 

Desde que se estrenó la película Red Code, aquí re-denominada ‘Algunos hombres buenos’, comento una escena en la que el fiscal pregunta a un militar sobre si “código rojo” está en alguno de los libros de instrucción o reglamentos de los marines de la base de Guantánamo. Dice que no, aunque previamente admite su existencia. Y el abogado defensor, interpretado por Tom Cruise, le pregunta que indique dónde aparece en el libro el comedor de tropa, y tras su negativa le repregunta sobre si no había comido cada día y cómo supo dónde comer. La conclusión es que no todo está escrito ni publicado en los libros, ni siquiera en los más oficiales.

 

Acto seguido, les pregunto si han estudiado contabilidad y como la respuesta es afirmativa, les repregunto si en algún libro o algún profesor les ha explicado la doble contabilidad y los ingresos en dinero opaco fiscalmente. Pero nunca nadie les ha explicado ni han encontrado un libro en el que se les enseñe cómo manejar el dinero negro. Aunque muchos de ellos lo han recibido.

 

A modo de colofón pedagógico les explico que años atrás a las empresas hoteleras extranjeras les era muy difícil entrar en España porque aquí se encontraban con una dificultad no escrita: la desventaja comparativa y competitiva en un mercado cuyas empresas locales poseían una ventaja basada en la economía sumergida. Ahora ya no es igual, aunque un head hunter me refería no hace mucho las dificultades que seguía teniendo para que buenos directivos hoteleros de aquí aceptasen suculentas ofertas de cadenas multinacionales para cambiar de empresa, ya que sus ingresos netos incluían dinero “en B” y esto no lo ofrecen las empresas extranjeras -y de aquí- que respetan las reglas fiscales y laborales.

 

He escrito lo anterior sobre dinero negro en el turismo, y sobre competitividad salarial porque quiero enlazar con la actualidad del dinero negro opaco a Hacienda percibido con tarjetas de crédito ‘Black’ por consejeros y directivos de Caja Madrid y Bankia.

 

Por desgracia para los numerosos beneficiados, la entidad guardó su contabilidad ‘B’ que justificaba contablemente con argucias tales como errores informáticos o quebrantos. Como no se destruyeron, son pruebas irrefutables de aquellos pagos e ingresos en negro, y hemos podido conocer nombres y apellidos de los protagonistas de aquel “atraco” -en palabras del presidente de Inspectores de Hacienda del Estado- así como de las más de cincuenta agencias de viajes, aerolíneas y hoteles que les tuvieron como clientes de muy elevado gasto. Fueron millones de euros en dinero negro gastados haciendo turismo de lujo.


    Acepto la política de protección de datos - Ver


    Noticias relacionadas



    Encuesta

    ¿Se equivoca Yolanda Díaz proponiendo una tasa turística a nivel estatal?

    Ver Resultados

    Cargando ... Cargando ...




    Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
    Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies