NEWSLETTER | PUBLICIDAD | | VISTA MÓVIL
EDICIÓN ESPAÑA

Opinión

Locura anti-Boeing

Hay que admitir que la prensa tiene algo de loco. O mucho. Cuando se desata una cacería, se desata, sin contemplaciones. Y algo así es lo que está ocurriendo actualmente en Estados Unidos contra Boeing (Boeing apenas entrega la mitad de los aviones).

No es que se publiquen mentiras, porque todo lo que he visto más o menos es verdad. El problema es que esos hechos son normales, rutinarios y no deberían provocar alarma. En cambio, hoy ocupa portadas y provoca entrevistas con los pasajeros, siempre alarmados, siempre celebrando que han vuelto a nacer.

En el mundo de la aviación, hay incidentes. No sé la media, pero igual hay veinte o treinta incidentes diarios en todo el mundo. Un incidente es un hecho no normal, no previsto, pero que no necesariamente es una catástrofe mortal.

Por el ejemplo, el incidente de la tapa de un motor que quedó mal cerrada. Eso ocurre, aunque no debe alarmarnos en exceso. No debería ocurrir, por supuesto, pero hay que hablar con claridad: no es un problema de Boeing, sino del mantenimiento de la aerolínea, encierra riesgos, pero no es atribuible a la empresa fabricante ni siquiera a la de los motores. Pero hoy, la narrativa es que Boeing jamás supo cómo hacer un avión, como si fuera una empresa de aprendices (Un Boeing 737 pierde parte del motor en Estados Unidos).

En Estados Unidos hoy las noticias que hunden a Boeing son diarias: cada hora se publica un incidente con un avión Boeing. Si es Airbus, no interesa. Y por supuesto, de este tipo de incidentes, Airbus también tiene los suyos. No, no ha perdido puertas de emergencia por no haber puesto todos los tornillos, pero tiene incidentes, como todos los fabricantes, todas las aerolíneas, en todos los países.

A ver si esta locura se calma y se puede volver a ver lo que realmente es grave, separado de lo que nunca va a dejar de ocurrir porque es consustancial a la aviación.

 


    Acepto la política de protección de datos - Ver


    3 Comments
    antiguos
    nuevos más valorados
    Inline Feedbacks
    View all comments
    Aficionado a la aviación
    1 mes

    Tienes mucha razón en el fondo. Cierto es que los medios de comunicación o descomunicación, según se mire...son una industria. Y viven de eso. Hay que cuestionar las formas de estos medios, de dar la noticia sobre todo en una industria tan compleja como es la de aviación, porque en muchas cuestiones se hablan desde la completa ignorancia. Pero también es cierto que Boeing, se ha esforzado mucho para ser noticia y para mal. Porque fallas en la industria de la aviación hubo siempre, mayores,menores y castastróficas. Y a medida que se han producido estas fallas, que generaron desastres, la industria ha aprendido de ellas y han mejorado en lo que es tecnológicamente posible. Lo que no es aceptable que Boeing presione a la FAA (Administración Federal de la Aviación Estadounidense) para que certifique los Boeing 737Max a sabiendas de que tenía un defecto en el software de pilotaje y que no se adiestrara correctamente a la tripulacion para ahorrarle costes a las compañias y ser más competitivo respecto al A320neo.De ahí viene toda esa cacería de brujas a Boeing y solo el tiempo y el buen hacer de los trabajadores de Boeing la pondrá en la buena dirección.

    Mantenimiento
    1 mes

    Claramente eres un sobrecargo cuando no sabe que el cierre de la tapa fe combustible no lo hace mantenimiento, sino el personal de combustible después de haber repostado el avión. Pero nada, síguenos echando la culpa a nosotros

    C.masdeu
    1 mes
    Reply to  Mantenimiento

    El sobrecargo ha dicho "tapa del motor" y esa sí que la cerrais vosotros. Lo del combustible te lo has inventado, o te falta comprensión lectora, que es lo más probable

    Noticias relacionadas



    Encuesta

    ¿Qué aerolínea española cree que está mejor gestionada?

    Ver Resultados

    Cargando ... Cargando ...




    Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Desarrollo
    Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies