NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

La crónica del fin de semana

Mallorca, impotente ante la ola de rechazo al turismo

Con el silencio de los políticos, el centro histórico de la capital se ha llenado de pintadas contrarias al turismo
La actitud de los gestores es pasiva, al mismo tiempo que tampoco adoptan medidas para ordenar la presencia masiva de viajeros

Esta semana que acaba, el centro de Palma de Mallorca amaneció lleno de pintadas contrarias a la presencia de turistas en la isla. “Stop guiris”, “El turisme destrueix la ciutat” (“El turismo destruye la ciudad”) y “Refugees Welcome, tourist go home”, son los mensajes que ensucian diversos edificios del casco antiguo de la capital del archipiélago que vive del turismo desde los años sesenta.

 

pintadas-casco-antiguo (1)Al margen de la falta de respeto por el patrimonio histórico sobre el que plasman las pintadas, el problema que revelan estos actos vandálicos no es que haya alguien contrario al turismo, que siempre puede existir, sino que ese alguien parece ser un síntoma de un problema más general. En efecto, la repulsión al turismo está bastante extendida en ciertos círculos sociales de Mallorca, aunque parezca contradictorio con lo que deberían ser los intereses generales de la mayoría de los ciudadanos.

 

Es lógico, pues, en concordancia que estas posturas, que algunos integrantes de los gobiernos regionales y de sus partidos políticos hablen en tono agresivo hacia el turismo, que creen impuestos que lo desincentiven o que vayan a las ferias turísticas a decir que hay que reducir el número de visitantes. Es parte de lo que piensa una parte de Mallorca, aunque no siempre lo diga a gritos.

 

Como habrán notado en las pintadas, no se trata de una postura contraria a los extranjeros, sino sólo contraria a los extranjeros que pagan por venir a Mallorca; en cambio, los inmigrantes que tienen problemas económicos o de otra índole son recibidos por estas mismas personas, con los brazos abiertos. Exactamente el programa electoral de ciertos partidos políticos, sobre todo de la izquierda.

 

En la derecha no existe una animadversión generalizada, pero sí que hay muchas críticas –más veladas que explícitas– hacia los hoteleros, que han sido motores del crecimiento económico de la región.

 

Analicemos esta situación y los efectos que genera.

 

En primer lugar, lo elemental: pongámonos en el lugar de un turista europeo que se encuentre con esos carteles tan poco amistosos. Yo he viajado bastante y no recuerdo ni un lugar en el mundo en el que los turistas sean rechazados. Aunque más no sea que por educación, jamás he visto carteles diciéndome que me vaya. Simplemente increíble y más en un lugar que vive del turismo.

 

En segundo lugar, ¿qué tratamiento general puede esperarse que dé la sociedad al turismo cuando una parte de ella se manifiesta así y, lo más serio, nadie reacciona? Desde luego, el mensaje no es el de esmerarse en la atención.

 

Tercero: lo peor es que Mallorca (y Baleares en general) dependen absolutamente del turismo. Las últimas estadísticas indican que casi todos sus ingresos provienen del turismo, de forma que una postura de esta naturaleza tiene como mínimo la contradicción de no resolver el problema de la economía. Si los turistas se marcharan, ¿dispone alguien de una alternativa seria que proporcione ingresos a los residentes en la isla? Al menos en cantidades suficientes como para poder mantener una economía saneada.

 

Y cuarto: cuando esto ocurre hay dos comportamientos posibles. O se rechaza contundentemente este tipo de conductas o, si en el fondo se cree que tampoco es algo malo, se calla y deja que se extiendan estas posturas. Lo que está sucediendo es lo segundo, lo cual indica una absoluta inconsciencia colectiva. ¿Dónde están los líderes sociales que deberían hacer un llamado de atención sobre cómo estamos haciendo las cosas?

 

Dicho esto, por supuesto que el turismo, como toda otra actividad, necesita ser gestionado con cuidado. Por ejemplo, es lamentable que en el casco antiguo de Palma, por la ausencia de todo control, haya habido momentos en los que el número de personas intentando vender productos a los turistas superaba el número de turistas; por supuesto que hay que regular para que no haya avalanchas de turistas con coches a la ciudad cada día que llovizna; por supuesto que hay que poner orden en el crecimiento desenfrenado que supone la incorporación de miles y miles de pisos particulares a la oferta turística; por supuesto que hay que limitar ciertos negocios y ciertas actividades que son incompatibles con el desarrollo de una vida normal para los residentes. Pero eso no es responsabilidad de los turistas sino nuestra, de nuestros políticos. Por cierto, alguno de los cuales puede considerarse simpatizante con esta hostilidad al turismo.

 


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados
Esos cretinos que dicen no querer turistas tienen que saber que tienen luz en las calles, y hospitales y carreteras y todo los servicios gracias a esos turistas a los que desprecian. Seguramente ellos también viven gracias al turismo. Si no vinieran turistas estaríamos como en Túnez o Egipto, que los desean, pero no llegan. Y a los refugiados a… Leer más »
Yo como empresario turístico NO DIGO NO a la llegada de turismo a Baleares. El Turismo es el motor de la economía BALEAR….Indiscutible, palpante e histo´rico, ya que se arraiga haya por los años 50. Todo correcto. Lo que si cunde pánico es el modelo que hemos seguido y que debemos cambiar entre todos. La SOBREOCUPACION, no solo en nuestros… Leer más »

Cuidado Sres. Políticos,
No jueguen con lo que nos da de comer!!!!!

Ai mare..cuanta gente aun se cree que estos que nos gobiernan les van a dar paga para toda la vida…hablo del tripartito sisi…mes,podemos y los vendidos del psib.

Es facil soliviantar a la masa en favor al rechazo al turista, al que le extrañe es es que desconoce la realidad social, laboral y salarial de baleares. ¿Riqueza? Hablemos de personas. Salarios horrorosos. Horarios patéticos. Conciliación familiar y laboral imposible. Empresarios usureros. Porque no nos engañemos, si analizamos la masa que trabaja el turismo hay una legión de pseudo… Leer más »
No es problema de TURISTAS, SINO DE LA CANTIDAD DE TURISTAS y el como está creciendo los números en las islas, es un problema de la masificación que se ha propiciado y el crecimiento tremendo que se ha promovido, que está rompiendo el equilibrio en ciertas zonas y empiezan a haber cuestiones sufridas por los residentes. Más plazas hoteleras, más… Leer más »
La cosa que se cambia TURISTA por un REFUGIADO. LA cantidad es misma. Sera sobrepopulada la isla, pero de otro tipo de gente. Que se trata gratis en hospitales, recibe su minimo de dinero de SOIB, collegios para sus muchos niños, utilisar carreteras, luz, de calles, por cual no ha contribuido. Los mensajes no dicen nada de CANTIDAD que nos… Leer más »
Puede que se refieran al mal turismo, en cuyo caso estoy de acuerdo, porque no enriquece, molesta y están destrozando la isla…. En cualquier caso ellos no son los únicos responsables. Cabria saber que es lo que les venden en sus países y de que modo, porque si hacen todo lo que hacen es porque pueden. Mallorca no necesito según… Leer más »

Noticias relacionadas



Encuesta

¿Está a favor del pasaporte de vacunación europeo?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies