NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

La investigación no aporta ningún indicio de lo sucedido

La misteriosa muerte de dos turistas alarma Egipto

Nadie sabe por qué dos viajeros británicos alojados en un hotel de lujo alemán en Hurghada, Mar Rojo, han podido morir al mismo tiempo
Thomas Cook es el mayorista responsable del viaje, cuyo director general se ha trasladado a la zona, preocupado por los hechos

J.A. Kelly Ormerod, de 40 años, decidió pasar unas vacaciones con sus padres en el Mediterráneo. Eligió un hotel de cinco estrellas en Hurghada, Egipto. El Aqua Magic pertenece a Steingenberger, una cadena hotelera alemana de prestigio que hasta el más exigente habría querido para sí. La elección no era inocente, por algo el hotel estaba a la venta en Thomas Cook, el grupo mayorista europeo. La mayor parte de los turistas de ese hotel eran clientes de Thomas Cook. Sus padres, John y Susan Cooper, de 69 y 63 años conocían al tour operador, no en vano Susan llevaba años trabajando en la agencia de Burnley de este mayorista.

Hace algo más de una semana, como cada día, al llegar la noche Kelly se marchó a su habitación con su hijo y los Cooper se fueron a la suya. A la mañana siguiente Kelly y su hijo los esperaban para desayunar. Pero ni John ni Susan aparecían. Como aquello iba a más, Kelly subió a la habitación a ver si se habían dormido. Se encontró con un panorama infernal: el padre estaba fatal, tan mal que moriría poco después en la misma habitación del hotel; la madre estaba igualmente mal, pero no parecía tan grave. Avisó a los médicos que acudieron de inmediato, sin ser capaces de salvar al padre. La madre fue despachada en una ambulancia a un hospital, en el que fallecería horas después.

A la tarde, decenas, hasta cuarenta huéspedes del hotel dijeron sentirse mal, enfermos. Y al día siguiente, ante la situación, Thomas Cook decidió evacuar a todos los clientes del hotel, sin que hubiera más víctimas.

Kelly inicialmente se encontró con una situación bastante extraña: el médico pretendía decir que la muerte había sido natural: paro cardíaco y problemas respiratorios. Y el touroperador no terminó de reaccionar en un primer momento. Kelly, lógicamente, exigió una autopsia porque no es normal que dos personas sanas mueran sin que se investiguen las causas.

A los dos días, la prensa estaba sobre el asunto y Thomas Cook se tomó el tema muy en serio porque, probablemente, recuerda el tremendo daño de imagen que hace unos años tuvo un caso similar en Grecia. Hasta el punto de que el director general de la compañía ha terminado por viajar a Egipto a aclarar lo sucedido.

En un primer momento se hizo una exhaustiva investigación sobre la presencia de agentes químicos en la habitación, especialmente monóxido de carbono. Se descartó. Ahora, las autoridades han encargado estudios sobre las comidas, para ver lo ocurrido. Pero todo en Egipto va muy lento.

Las autoridades turísticas locales no saben cómo reaccionar. Egipto está viviendo su primer año de recuperación turística tras las varias oleadas de atentados que dejaron al país sin visitantes, con lo que cada noticia que afecta a este sector provoca pánico entre los profesionales y autoridades. Pero Thomas Cook, que también se juega mucho en el envite, se ha puesto al frente, junto con la embajada británica, intentando aclarar lo sucedido.

Sin embargo, hay un problema: diez días después de los hechos, no hay el menor indicio sólido que apunte a una razón para la muerte de estas dos personas.

Ayer mismo, en este clima de pánico, dos clientes fueron evacuados del mismo hotel, supuestamente afectados por una bacteria tóxica misteriosa de la que no se dieron más datos. El agua, la comida y el aire acondicionado del hotel están siendo investigados, según dijo Peter Fankhauser, el director general de Thomas Cook, que está preocupado como el que más por el desastre.

Mientras, el miedo se ha instalado en el hotel, en la región y casi que en el país.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Los grandes turoperadores se empeñan en negociar con precios y éste es el peaje que a los clientes por sorteo les toca. Sólo queda que los viajeros sean muy escrupulosos eligiendo destino y alojamiento, y desde luego estar muy alerta sobre esos mayoristas especuladores.

Preguntar a Alvaro Middleman que lo sabe todo.Que ha pasando con la cabin crew de Thomas Cook Baleares encontrada muerta en nuestro hotel de Hannover?
De eso no se dice nada no?

que dices?! y esto no sale en las noticias?? y el tal Middleman aue dice al respecto???

Yo personalmente he tenido malas experiencias con Thomas Cook y prefiero no saber nada de ellos. Esto le puede pasar a cualquier opersdor ojo. Pero yo personalmente no me fio de TC.. buscan siempre el ahorrar cualquier pela hasta limites insospechados.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Le gustaría que Air Europa se acabe mudando a la T4 de Barajas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies