NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

TRIBUNA

Proveedores y agencias, ¿nos engañan?

¿Nos están engañando?

 

¿Están perjudicando la mayoría de nuestros proveedores, en las comisiones que deberían pagar, a las Agencias de Viajes?

 

 ¿Están actuando conforme a la Ley?

 

Creo, sinceramente que, a la vista de los hechos, es muy opinable que no está muy claro.

 

En mi opinión personal, como observador de lo que está sucediendo en los últimos años en nuestro sector, estoy, a la vez que impresionado, también indignado, por las prácticas y formas de colaboración entre algunos proveedores respecto a las AAVV.

 

No quisiera cuestionar lo que es el “libre mercado”, ni pretendo poner “puertas al campo”. Mi intención, a través de estas líneas, es llamar la atención de lo que considero anómalo y que pudiera ser, incluso, ilegal. Me explico.

 

De un tiempo a esta parte, nos hemos encontrado con una disminución tremenda de los márgenes de comisión y, sin embargo, cuando firmamos un acuerdo comercial con nuestros proveedores, las comisiones siguen estando en línea con las de años anteriores. Entonces ¿qué es lo que está pasando?

 

Los porcentajes que recibe, en concepto de comisión, cualquier Agencia de Viajes, se han visto afectados por una serie de “extrañas maniobras” que tienen su comienzo en las mal llamadas “Tasas YQ” o lo que es lo mismo, en los “suplementos de carburante”.

 

Estamos asistiendo a cambios continuos de tarifas aéreas, de un día para otro, incluso de unas horas a otras. Entonces ¿por qué no forma parte de la tarifa aérea el coste del carburante, si se pueden incluir en los nuevos precios? ¿No existen, además, unas normas europeas que obligan a informar de un precio final? Así ¿por qué confundimos al cliente con tarifas más suplementos? ¿por qué llamamos “tasas” a partidas a cobrar por entidades no públicas?

 

Sinceramente, no lo entiendo o no lo quieren entender quienes llevan a cabo estas “malas prácticas”. Y digo “malas prácticas” porque, en mi modesta opinión, encierran, entre otras cosas, una reducción encubierta y arbitraria de las cantidades que, en concepto de comisión, deberían recibir las AAVV, ya que estos “suplementos” no son comisionables, siendo, en un alto porcentaje, cantidades superiores a la propia tarifa, sobre la que se tiene, en la actualidad, comisiones verdaderamente ridículas e incluso, con algunas compañías, inexistentes.

 

Además, estamos confundiendo al cliente llevándole a pensar que esos conceptos, mal llamados “tasas”, corresponden a tasas oficiales y no a ingresos adicionales de entes privados cual son las compañías aéreas.

 

Cuando hacemos un desglose de lo que se le cobra al cliente, éste se queda perplejo al comprobar que, sobre una tarifa de 40,00 euros, tienen que pagar unas “tasas” de más de doscientos euros. ¿Es esto lógico?

 

Además, al no ser comisionables estos conceptos, la Agencia de Viajes pierde su mísero porcentaje sobre esas cantidades, por lo que vuelvo a preguntar ¿es esto justo?

 

Pero no queda ahí la cosa.

 

Esto ha inducido a  los TTOO a tomar el mismo camino y nos “meten” unos suplementos (a los que también llaman tasas) NO COMISIONABLES que, más o menos, supone un 35% del precio final o lo que es lo mismo, rebajan un 35% la parte que le correspondería de comisión a las AAVV. ¿No es esto una rebaja de comisiones encubierta? ¿De qué sirve pensar que tienes un 15% de comisión si al final, sobre lo que paga el cliente, solo recibes el 10%? Eso si no has tenido que hacer alguna rebaja forzado por las “Guerras de Descuentos”.

 

En algunos casos, los porcentajes llegan a un nivel de autentica miseria.

 

Por ejemplo, una Compañía de Cruceros saca una oferta maravillosa al mercado por 300,00 euros, paquete de bebidas incluido. Cuando desglosas el precio te encuentras con que 120,00 euros corresponden a tasas portuarias, (cuantificación ésta que produce perplejidad, pues cada Compañía las valora en cuantía distinta, con grandes diferencias entre unas y otras ¿No son las mismas tasas para todos? ¿Por qué estas diferencias? Todo ello parece acercarse demasiado a la arbitrariedad). Luego encuentras 140,00 euros que corresponden a la gratuidad del paquete de bebidas incluido, con lo que la parte de comisión acordada afecta solo a los 40,00 euros restantes. En el supuesto de una comisión del 15%, recibes 6,00 euros de comisión sobre el crucero, más el 5% de comisión sobre el paquete de bebidas (otros 7,00 euros) por lo que, al final, en una venta de 300 euros, recibes 13,00 euros de comisión. Eso supone un 4,33% sobre el total de la venta y no un 15% como creías que se había contratado.

 

Y, ante todo esto, ¿dónde están las autoridades para evitar esas malas prácticas que confunden al cliente y pueden estar contraviniendo Leyes?

 

Al final, cada TTOO cobra lo que les parece y no justifican los conceptos por los que modifican los precios, ni sabemos en qué se basan para cargar estos suplementos, siendo los Agentes de Viajes quienes tienen que dar la correspondiente explicación al cliente.

 

Si un paquete turístico debe incluir todos los conceptos dentro del precio, ¿por qué esta marabunta de suplementos y por qué no se comisionan si forma parte del precio final?

 

Espero y confío que la nueva cúpula asociativa de nuestro sector (CEAV), intervenga rápidamente o seguiremos viendo cómo continuaran cayendo Agencias de Viajes que, además de verse afectados por una menor venta, la que hacen, la tienen, injustamente, peor remunerada.


    Acepto la política de protección de datos - Ver


    8 Comments
    antiguos
    nuevos más valorados
    Inline Feedbacks
    View all comments
    halconero
    10 años

    Gracias por su claridad Señor Lamana. Usted sí que nos defiende.

    erne
    10 años

    Mas claro el agua, se puede decir mas alto pero no mas claro

    Fernando
    10 años

    Agustín, a muerte con lo que aquí denuncias. Olé tu gallardía.

    juan luis
    10 años

    se te olvido evaluar el bajonazo de comisiones que nos pegaron hace 3-4 años, aludiendo a una bajada de precios de los paquetes. cosa que ahora miras y los precios son los mismos (si no mayores). si se vende al mismo precio (o mas caro) y nos bajan comisiones ¿quien se esta quedando con esa parte del pastel que antes cobrabamos las agencias? los hoteles ya me han confirmado que ellos tambien se han bajado los pantalones.... asi que blanco y en botella....

    Andreu
    10 años

    Agustín, muy buena reflexión.
    Las agencias viven un mal momento debido a numerosos temas, pero necesitamos un mayor apoyo y colaboración con los diversos proveedores de nuestro sector.
    Las agencias todos los días promocionan los productos de los proveedores de SOL a SOL para recibir una pequeña limosna.

    laura
    10 años

    Bien Sr lamana. Y ya de paso pues que nos cuentes eso del Iva cuando nos facturan desde Canarias..... y etc. etc.
    Las mayoristas deberían intentar generar beneficios de hacer una buena gestión y no de ratear impuestos, subvencionarse con los 902 y un largo etc..

    david
    10 años

    Tienes toda la razón del mundo, otra practica muy común es cuando ya tienes cerrado el viaje con el cliente y el mayorista este te llama y te dice que hay un aumento de suplemento de carburante, que curiosamente siempre es una cifra muy similar a lo que te ganas de comisión.

    Agente
    10 años

    Solo te ha faltado el valor de poner nombre a la Compañia de Cruceros, por lo demas muy bonita la reflexión pero al final todo esto se lleva consintiendo desde hace mucho tiempo por parte de las autoridades sin que las asociaciones sean capaces de hacer nada.

    Noticias relacionadas



    Encuesta

    ¿Ha influido algo en la masificación el auge desde 2015 de la oferta ilegal?

    Ver Resultados

    Cargando ... Cargando ...





    Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
    Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies