NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Desmontando el chiringuito

Los hoteles ya están comenzando a desprenderse del personal extraordinario que había sido contratado como refuerzo de temporada. Un proceso que no ha comenzado en septiembre sino que se inició ya a mediados de agosto, lo que da una idea bastante aproximada de que el turismo extranjero puede haber subido, pero que en ningún caso el caudal ha desbordado la presa. A pie de calle, alejada de las interpretaciones oficiales, la impresión general es que la temporada ha sido ruidosa, más que nada, con mucho turismo barato por las calles y en la playa, mucho español joven llegado en la alfombra voladora de las ofertas -sobre todo en julio, que por momentos y en según qué zonas pareció el mes de los viajes de estudios-, pero en general poca gente apoquinando en tiendas y restaurantes. Con bares ubicados en primera línea de playa cerrados a la hora en que los niños se van a dormir por falta de clientela, una estampa impensable hace unos años.

Quizá eso explique que en Baleares, por ejemplo, el paro haya subido en en plena temporada. Es cierto que el sector servicios ha reducido el desempleo y que, dentro de este sector, la hostelería se ha situado en el primer plano de la estadística favorable. Pero ha sido incapaz de tirar del carro del resto de la actividad económica. No ha sido la fuerza centrípeta que atrae al resto de subsectores, y eso ya es de por sí significativo.

 


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas



Encuesta

¿Cree que Iberia acabará entrando en el accionariado de Air Europa?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies