NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

¡No más hoteles!

Una vez se han constituido los Ayuntamientos tras las pasadas elecciones municipales por un lado y, por otro, empiezan a tomar forma nuevos Gobiernos en muchas Comunidades Autónomas, empezamos a oír declaraciones como que se van a parar con efecto inmediato nuevas inversiones en hoteles y otras infraestructuras turísticas en varios puntos de nuestra geografía. Llaman más la atención, por su importancia, los casos de Barcelona y Madrid.

 

Este tipo de declaración y ulterior acción, proviene, casi siempre, de partidos políticos de izquierda. Es una especia de prueba de pureza de sangre que confiere al responsable de tales medidas el estatus de izquierdista de pura ley.

 

No estoy diciendo que tengan que hacerse más hoteles en Barcelona ni lo contrario. Lo que digo es que para tomar una decisión así, uno no debe basarse en pura ideología. (Por cierto no sé que tiene de izquierdas ni de derechas que haya más o menos hoteles).  Para tomar una decisión así creo que se debería valorar, entre otros aspectos, los puestos de trabajo que se van a crear o no, los impuestos que se generarán o no, el territorio que se ocupará o no y los recursos que se consumirán o no. Además, habría que ver cual es el número ideal en cada momento para que una industria sea sostenible y viable económicamente, que en el caso de los hoteles depende mucho de las tarifas de las habitaciones en una ciudad o playa determinada, es decir, del efecto de la oferta y la demanda.

 

Diez años en Asia me han dado perspectiva para conocer qué se hace bien o mal en España, en Europa, en Asia, en Singapur o en China. En Asia he vivido en regímenes dictatoriales y en democracias, de derechas y de izquierdas, y una de las cosas comunes a todos los países de Asia, sea cual sea su régimen y su ideología, es que no toman decisiones a la ligera si pueden afectar a la economía. Sería bueno que los nuevos dirigentes reflexionaran al respecto y no se tomen decisiones que parezcan muy de izquierdas y que lo único que consigan sea destruir o no crear empleo. No crean los nuevos gobernantes que con tales medidas perjudican a los ricos y a los inversores, a los que parece tienen manía, porque el dinero y la inversión no conoce fronteras y, simplemente, se irá a donde mejor rendimiento obtenga. Me temo que con tales medidas sólo perjudicarían a los desempleados y a las clases medias.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Aprueba la gestión del Gobierno y su apoyo a mantener el tejido turístico?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies