NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

PERISCOPIO TURÍSTICO

La declaración de Marivent

Quizá nunca los medios de comunicación han debatido tanto durante el mes de agosto sobre el turismo nacional, su presente y su futuro. Al menos, ese debate con el fondo de la “turismofobia”, sirve para demostrar que estamos vivos y que el sector es decisivo para el conjunto de la nación como explicitó el presidente del Gobierno la semana pasada.

 

graciano-palomo-turismoLa reciente hemeroteca no me dejará por mentiroso. Avisé ya hace algunos meses que el “ejemplo CUP” que surgió en Cataluña y ahí están los ejemplos de Baleares y País Vasco para demostrarlo; enseguida vendrá Valencia y vaya usted a saber si también en Galicia donde empieza a afiliarse mucho descompuesto. No me alegro precisamente de haber acertado en el vaticinio.

 

El asunto es tan así (digamos) que incluso el jefe del Gobierno ha tenido que salir al paso de la “turismofobia” en las escalinatas del Palacio de Marivent tras su despacho veraniego habitual con el jefe del Estado. “Es un disparate tratar a patadas al turismo cuando de esa industria dependen miles y miles de familias…”. Algo, por lo demás, de cajón. Para el presidente, que supongo algo sabrá del tema y dispondrá de alguna información al respecto, se trata de un asunto capitalmente de “radicales” ante quienes la mayoría social y natural no se manifiesta salvo cuando los desmanes llegan a extremos insoportables.

 

LO DE AMANCIO LOPEZ SEIJAS

 

Luego se fué a Chantada (Lugo) a inaugurar un nuevo hotel propiedad del innombrable gallego, afincado en Barcelona, Amancio López Seijas (Hotusa). No es la mejor compañía para un presidente del Ejecutivo en ejercicio. No tiene buena fama ni entre propios y mucho menos entre competidores. Amasa fama de tipo “raro”, que va directamente a lo suyo y que en el éxito pretendido hay mucha letra pequeña que todavía está por explicar. Pero al fin y al cabo, López es irrelevante en la historia que nos ocupa.

 

En Chantada el jefe del Gobierno volvió a reiterar los mismos argumentos –aún más contundentes- hasta el punto de decir que jamás hubiera pensado tener que defender el turismo en esas circunstancias… “Es algo inaudito…” Y tanto. “Hay que cuidar al turista, mimarlo…”.

 

LO DE TUI Y CATALÁN

 

Unos días después de la puesta en escena presidencial, el gran operador alemán Tui, anunciaba que empezaba a recomendar a sus clientes que hay otros destinos más baratos que los españoles. ¡Ojo al dato! Si alguien está buscando el disparadero empieza a tener justicia por ello. Allá cada cual con su responsabilidad empezando con los poderes públicos que están para garantizar que se cumplan las leyes y se castiguen a los culpables.

 

Antonio Catalán ha hecho otras declaraciones casi en paralelo a las de los responsables del gran touroperador alemán. Bien es cierto que en sentido contrario. Para el empresario/hotelero navarro son precisamente los touroperadores los responsables de algunos desmanes creados por sus turistas en España y tira con bala al afirmar que imponen las condiciones de compra, tiran los precios y arrastran de alguna manera a la ciudadanía española hacia la “turismofobia”.

 

Cada uno llevará su parte de razón y no me parece que el aviso de Tui haya que echarlo en saco roto. Pero tampoco las apreciaciones de un empresario que ha sabido montar su imperio y pese a la crisis terrible de los años anteriores ahí sigue, vivito y coleando.

 

LO DE RIU

 

Lo que más coraje me da es que al socaire de este debate promovido por gentes que no han gestionado en su vida ni un puesto de “hots dogs” no olvidemos de lo sustancial; el gran nivel de la industria española del turismo que ha atravesado fronteras con enorme éxito.

 

Sé de lo que escribo porque llevo varias semanas en EEUU y he pernoctado en hoteles “típicamente USA” en la Costa Este –y en los dominios de la familia Kennedy en Massachusets-con precios desorbitados, atención ninguna y calidad exigua. Y me he alojado seguidamente en Nueva York (RIU PLAZA TIMES SQUARE) con calidad estimable, precio más que asequible y algo que no tiene precio: la dedicación “full time” de sus empleados y la entrega al cliente. Naturalmente, hotel hasta las cejas y abarrotado con clientes de todas las latitudes, italianos, alemanes, franceses, iberoamericanos, y norteamericanos incluidos. Carmen Riu y Luis deben estar muy satisfechos de la gestión de este hotel, encargada, por cierto, a la alemana Katharina Doehler como manager general que tiene la simpatía de una malagueña y habla un castellano tan perfecto como una dama de Valladolid.

 

RIU es y representa hoy, no sólo en la ciudad de Nueva York, una muestra del saber “made in Spain” en esta materia que nunca debió estar ni ponerse en cuestión entre nosotros.

 

Como no hay bien que por mal no venga se supone que la “Declaración de Marivent” se convertirá en “conjura” desde el Gobierno, que tiene el poder ejecutivo de la nación, para blindar lo que todo el mundo debería saber: que el turismo ha sacado a España de la crisis. Ojalá que España no lo olvide.

 

Por de pronto, la Abogacía del Estado, ya actúe contra los agentes de la “turismofobia”. Ya iba siendo hora!.

 


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Estoy muy de acuerdo en todo con usted señor Graciano.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que Thomas Cook se salvará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies