NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

¿Por qué seguimos haciendo ‘aves’?

Hace unos días la prensa publicaba unas reveladoras declaraciones de Gonzalo Ferré, presidente de Adif, la empresa pública que construye, gestiona y mantiene la red ferroviaria española, en las que afirma literalmente, si los periodistas han sido rigurosos en la cita, que “el tren de Alta Velocidad ni es sostenible, ni tiene ni pies ni cabeza” con el número de pasajeros que lo utiliza actualmente. Para él, es necesario al menos el doble de pasajeros para garantizar la viabilidad de estas líneas. (Ojo, reparen que dice “para garantizar la viabilidad”, no para que las pérdidas sean aceptables.) Ferré espera, con optimismo, que en 2018 se haya doblado el número de pasajeros, de los 24 millones actuales a los50. Así y todo, Ferré añade que cuando se logre esta cifra de pasajeros, Adif sólo podría situarse “cerca” de esa rentabilidad. Estas afirmaciones fueron hechas en uno de esos desayunos que tienen lugar ante la prensa en Madrid, y donde a veces, como en este caso, nuestros líderes se sinceran.

 

El presidente de Adif nos dio más información sobre las perspectivas que tiene la inversión en tren que aún hoy seguimos haciendo alocadamente. Dijo que “el ferrocarril es eficiente donde hay congestión”, añadiendo que ese no es el caso de España. Y dijo que pretende crear nuevas rutas de cercanías, servidas por trenes de alta velocidad.” Atención a la salida que empieza a apuntarse para lo que viene a ser un anuncio de desastre a medio plazo.

 

Varias cuestiones previas, antes de comentar estas palabras. Primera: en casi todo el mundo, el tren suele tener pérdidas. No es que sea su condena, pero es habitual que ocurra. En Europa, esas pérdidas pueden rondar entre el 25 y el 33 por ciento de los costes totales del mismo. Atención a la palabra “totales”, porque aquí tendemos a fragmentar los costes, de forma que al final no se sabe de qué hablamos. Como sabemos, el objetivo es maquillar la realidad, disfrazándola en varios subconceptos.

 

En segundo lugar, todo análisis de la situación del transporte en España pasa por tener presente que estamos en una crisis y que, como tal, el volumen total de viajeros se ha reducido. Pero, hay que añadir que esos 24 millones de viajeros que este año tendrá el tren de Alta Velocidad de este país son el resultado de una bajada de precios espectacular que ha atraído viajeros, afectando a las compañías de aviación. O sea, con los precios anteriores, estábamos lejos de estas cifras que, a su vez, son la mitad del mínimo requerido para empezar a hablar.

 

Y finalmente, los tres trayectos en los que se puede esperar más demanda son los que están operativos, porque enlazan núcleos de población importantes, mientras que lo que queda por abrirse al público tiene perspectivas comerciales horrorosas, especialmente en el caso de Galicia.

 

Leído lo anterior, podemos concluir que hoy las pérdidas del tren “no tienen ni pies ni cabeza”, siguiendo las palabras del presidente de Adif y que eso ocurre pese a que los precios se han bajado espectacularmente y pese a que se han robado viajeros al avión. ¿De dónde se pueden sacar pasajeros para doblar el número de viajeros?


Hay que mirar los datos de otros países para comparar. España es el segundo país del mundo con más kilómetros de Ave. Sólo está por delante China. ¿Qué tiene China que no tenemos en España? Chinos. O mejor dicho, más de mil millones de chinos. ¿Por qué, por ejemplo, Francia, con más población que nosotros, está muy lejos en kilómetros de vías de Ave? Simplemente porque los números no salen ni contando con grandes pérdidas. Más fácil ¿por qué Alemania no se acerca a España en kilómetros de Ave, cuando tienen 80 millones de habitantes con más capacidad adquisitiva media y cuando tiene áreas fuertemente congestionadas como el eje del Rin? Porque hacen números y deben de haber encontrado muchas cosas más útiles para hacer con su dinero. ¿Por qué Gran Bretaña no llega a los 200 kilómetros de línea de Alta Velocidad? El mismo motivo. Prefieren gastar en muchas más cosas, que encuentran que es más rentable. Entre ellas, el tren convencional, más barato de construir y que, con velocidades de 240 kilómetros por hora, tampoco es mucho más lento.

 

Un tema más: ¿estamos ante un error cometido al calor del boom de la década pasada? En parte sí, porque la locura empezó entonces, pero en parte no, porque hoy seguimos gastando lo que nos prestan los bancos para después pasear trenes que no tiene suficientes pasajeros a bordo. Es una política que estamos haciendo hoy.

 

Finalmente la gran pregunta: ¿Por qué hemos seguido haciendo este gasto en un país en el que son evidentes otras necesidades? Se me ocurren algunas respuestas que no parecen suficientes para explicar este disparate. Por ejemplo, se habían hecho promesas alocadas y ahora cuesta mucho rectificar; muchos han puesto en el Ave su esperanza de aparecer en el mapa, creyendo que eso ya era riqueza.

 

Pero no. La gente viaja en un tren para hacer algo y cuando la actividad económica no existe (porque hemos gastado todo en el tren), ¿para qué viajar? El ocio, está claro, no requiere tanto tren. Al final vamos a aparecer en el mapa, pero en el mapa negativo.

 


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Porque hacemos ave’s
Porque hacemos metro’s
Porque Hacemos aeropuertos…

PORQUE ME LO LLEVO..

200 por aqui, 300 por alla… hay mucha empresa de los politicos..

Ahora se empieza a poner blanco sobre negro lo que alguno llevamos diciendo hace años y por ello se nos crucifica, malinterpreta y se nos critica.

El tren así concebido en inviable y punto. Que la Señora ministra y sus anteriores predecesores se dieron mucha prisa en quitar comisiones a las agencias de viajes y en privatizar lineas para llegar (tarde) a la lógica conclusión de su inviabilidad. ¿Para cuando un cambio de politicas y una dimisión?

y que esto lo diga el presidente de ADIF…tiene traca, porque si lo dijera el presidente de una cía. aérea por ejemplo, a quien el AVE le está haciendo competencia, le está quitando clientes, bueno, podría ser menos creíble. Pero que lo diga el mismo presidente de ADIF…

El AVE a Galicia sera una ruina que nos costara miles de millones de euros, pero quizá hay que entender que la ministra de fomento es gallega y el presidente del Gobierno tambien, y claro, es un guiño electoral para ganarse el afecto y los votos de sus paisanos, que pagaremos todos (aún cuando en Galicia seuro que hacen mucha más falta otras cosas). Estos políticos siguen disparando con pólvora del rey, asi da gusto. Ni aún después de todos los dispendios, derroches, malversaciones que estamos viendo en los útlimos años, con ERE’S, subvenciones a sindicatos corruptos, Gurtels, etc. etc, parece que se haya conseguido que los gobernantes gasten nuestro dinero responsablemente, y además, que respondan no sólo políticamente sino penalmente por sus actos irresponsables.

El AVE es una inversión de futuro y que pondra a España en una posición privilegiada en infraestructuras y la hará mucho mas competitiva.
Porque pierde tanto ?? Porque es un monopolio muy mal gestionado.
Con las privatizaciones de rutas si se hacen bien, creceran la masa critica y estara en camino de la rentabilidad.

españa, ni tiene ni tendrá solución, ladrones, folkloricos, toreros, curas, politicos corruptos y falta de democracia, por que nadie enseña las cuentas de lo que hacen, el pueblo es el que paga a esta sociedad parasitaria. El articulo clarisimo, nadie le hará caso, más deficit y más pobreza.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que los disturbios en Cataluña del independentismo afectan al turismo?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies