NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Habríamos ahorrado 8 de cada 10 euros

Hace unos meses, el conseller de Turismo de Baleares, Jaime Martínez, compareció en el Parlament autonómico con el fin de contestar a una comprometidísima pregunta que le formuló una compañera de su propio partido, el PP. Obviamente, se trata de una burda maniobra política para permitir que el conseller se luzca. Y Jaime Martínez, uno de los pocos miembros del Gobierno de Baleares que es presentable, no defraudó: explicó el programa de acciones del área que dirige para el 2015, que básicamente es la asistencia a ferias e invitar a periodistas y algunos expertos.

 

Nada de esto, como se ve, tiene el menor relieve informativo, salvo una cosa con la que el consejero concluyó su intervención: dijo que las 158 acciones promocionales que llevará a cabo Baleares durante 2015 tendrán un coste de tres millones de euros y que esto es un 82 por ciento menos de lo que costaban estas mismas actuaciones en 2009.

 

¿Es posible hacer una campaña de promoción ahorrando un 82 por ciento en los costes? ¿O lo absurdo era haber gastado antes un 500 por ciento más? Esto, a mi entender, merece una seria reflexión. El conseller probablemente mencionó la cifra de 2009 para que los socialistas presentes en el Parlament, a la sazón en el Gobierno, tuvieran a bien mantener la boca cerrada. Pero ocurre que ese gasto de 2009 no era mayor que el anterior que ejecutaban otros gobierno del Partido Popular durante años y, en última instancia, más allá de la batalla entre partidos, era dinero que todos los ciudadanos pagamos con nuestros impuestos. El conseller nos está diciendo que antes se gastaban 16 millones de euros en las mismas acciones promocionales, siendo los resultados incluso peores que ahora. Y ahora, nos indica, gastamos 3 millones y basta.

 

La cuestión es extremadamente grave: ¿dónde está el resto del dinero? ¿Cómo se gastaba? ¿Nadie en este país se dedica a controlar que los políticos no dilapiden, como sugiere hoy el conseller, a manos llenas? Incluso más serio, aceptemos que lo pasado fue horrible y que nos equivocamos: ¿existe hoy alguna norma, algún control, que evalúe si estamos volviendo al dispendio irresponsable? ¿Hay alguien que determine que esas cifras son alucinantes? ¿Esto es controlado por alguien?

 

La asistencia a ferias turísticas por parte de las autonomías ha sido siempre una vergüenza y este dato que aporta ahora el consejero de Turismo de Baleares lo deja claro. Se puede ahorrar el 82 por ciento del gasto sin que se note o, casi, incluso con una mejora de resultados.

 

Yo quisiera darle la enhorabuena al conseller, pero tengo la impresión de que este ahorro ha tenido lugar porque no había dinero más que por un súbito deseo de su formación de poner orden en el desbarajuste. Su propio partido, años atrás, jamás abrió la boca sobre los dispendios alocados en este tema, sumándose como todos los demás al despilfarro. Aquello era jauja, a costa de los contribuyentes.

 

 


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Sabemos donde fue a parar, entre otros a las casas de alterne rusas… o ya se nos olvidó??

Pues eso. Para vicios personales.!!!
Hay que echarlos a todos.

Noticias relacionadas



Encuesta

¿Cómo cree que se salvará Air Europa?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies