NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

OPINIÓN

Norwegian da otro susto al inversor

Los medios de comunicación no están contando el comportamiento errático del valor bursátil de Norwegian, la tercera compañía aérea de low-cost de Europa. No lo cuentan porque lleva ya varios años de inestabilidad acusada, de altibajos sorprendentes, de forma que ya no es noticia.

 

Sin embargo, este jueves Norwegian volvió a sufrir una caída espectacular. El valor de la aerolínea en la bolsa de Oslo volvió a desplomarse más de un 5 por ciento, cayendo a su precio más bajo del año, excepto por lo que le había ocurrido en el mes de agosto, cuando la salida de su director financiero causó otro susto mayúsculo.

 

Los bandazos en Norwegian van a continuar durante unos cuantos meses, incluso años, hasta que esta compañía culmine su configuración. Porque Norwegian, a diferencia de Ryanair y de Easyjet, no es una aerolínea madura, estable, que tiene su modelo. No, la noruega está construyendo su modelo que se basará aparentemente en cuatro líneas de negocio: los vuelos internacionales de largo recorrido con flota 787, que ya han comenzado a operar y que este miércoles vieron un nuevo capítulo con la salida del primer avión desde Roma a América; segundo, la expansión en Argentina, que tiene un calado espectacular y que parece construir otro pilar en el futuro de la empresa; tercero, los vuelos de largo recorrido con aviones de un pasillo, que ya están operando experimentalmente desde Irlanda y Escocia y que llegarán a su pleno desarrollo cuando lleguen los A321neoLR y, finalmente, los vuelos interiores europeos, que son los únicos que hoy están asentados y consolidados y que, por el momento, son los únicos que están dando dinero.

 

Como ven, demasiados proyectos en marcha para conseguir la estabilidad. Cada día llega una noticia de que algo ha ido bien o ha ido mal y entonces los inversores, que están alerta, salen o entran en el valor. O sea, altibajos constantes, sustos, miedo, temblores. Un desfase entre la generación de ingresos y los gastos en nueva flota pueden provocar un problema de tesorería de mucho riesgo.

 

Literalmente eso es lo que está ocurriendo con la compañía: se ha lanzado a tres aventuras inteligentes pero muy arriesgadas. Argentina es un país de locos en el que han fracasado muchas empresas antes, pero que un día madurará; los vuelos de un pasillo parecen una excelente idea, pero no se ha experimentado todavía, mientras que irrumpir en el largo recorrido con los 787 es un proyecto viable pero que irrumpe en mercados con operadores consolidados que no van a quedarse quietos.

 

Esta montaña rusa de emociones es lo que es Norwegian. Esperando la madurez.



Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados
krito

Igual podemos interpretar que Norwegian está poniendo los huevos en diferentes cestas… cosa que los demás no hacen.

Total, la bolsa tiene el comportamiento de un niño caprichoso… tampoco la podemos tomar muy en serio…

Noticias relacionadas


Encuesta

¿A quién prefiere como presidente del Grupo Logitravel?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies