NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Opinión

Norwegian, a un paso del precipicio

Esta es la situación a día de hoy: nadie sabe cuál será el futuro de la compañía noruega, porque aquí hay dos escenarios totalmente opuestos y para los cuales la aerolínea tiene muchos números.

Escenario optimista: los ingresos por los nuevos negocios empiezan a incrementarse, los gastos se reducen porque el consumo de los nuevos aviones es muy bajo, los viajeros comienzan a darse cuenta de que la aerolínea noruega ofrece verdaderas oportunidades, Argentina empieza a volar abriendo las puertas a una actividad que los usuarios querían practicar pero que nadie les ofrecía a precios razonables, y así las compras de nuevos aviones pueden ser amortizadas. En este escenario, nadie duda de que habrá tensiones, pero al final, lo que está bien planeado sale bien. Y ciertamente, sin ironías, yo creo que el modelo diseñado por Norwegian está bien concebido, es viable y puede terminar triunfando.

Escenario pesimista: los ingresos por los nuevos negocios no llegan con la intensidad y rapidez que se esperaba porque los viajeros no terminan de acostumbrarse a la nueva oferta que introduce Norwegian; los gastos no terminan de bajar porque han aparecido imprevistos habituales en los procesos de estructuración de nuevas líneas, de nuevos servicios; algunos aviones nuevos tienen fallos, cosa perfectamente normal en una situación así, lo que limita los ingresos pero no afecta a los gastos; la siempre complicada cultura laboral de Argentina obliga a esta filial a operar de forma irregular, desincentivando a los clientes, de forma que la enorme cantidad de aviones comprados no terminan de ser llenados y se produce un desfase financiero inabordable por parte de una compañía ya demasiado endeudada.

Estos son los dos escenarios. Un modelo muy bien pensado, que si no es desarrollado por Norwegian, lo será por un rival, pero que se topa con la complejidad de tantas operaciones a la vez, con una acumulación de riesgos, con mil incertidumbres y, encima, para acabar de complicar las cosas, con las dudas de los inversores que no confían en la capacidad para abordar tantos frentes en simultáneo.

Francamente, pienso que estamos ante ideas estupendas –lo del pasillo único en los vuelos transatlánticos es brillante; lo de Argentina, si funciona, es genial; lo de operar con Dreamliners desde Barcelona, París o Gatwick es acertado–, muy difíciles de gestionar en simultáneo y con tantas debilidades financieras. Probablemente, el segundo en intentarlo triunfe.



Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados
AOC

Han apostado muy alto y saldrán adelante. Los inversores puedan que tengan sus dudas pero tampoco es para preocuparse tanto. Siembra y tendrás el resultado final.

Olor

Completamente de acuerdo. Hay muuucho miedo con respecto al tema Norwegian.. y es por algo.

Mike
Yo apuesto por la primera opción, de hecho he comprado 1000 acciones de la compañía. A ver quien tiene razón. Por cierto, las acciones de Iberia también están de oferta (un 5-10% más baratas que el año pasado), pero tengo mis reticencias porque hay que ver que pasa con el tema del Brexit ya que sería un gran varapalo para… Leer más »
Capital Riesgo
Mike, lo tuyo es el Capital-Riesgo. Si sale bien ganarás, pero el riesgo es tremendamente elevado Vs comprar Iberia o IAG, con beneficios declarados (IAG beneficio neto) de 2.021 millones de euros en 2017. Yo compraría antes las acciones de una empresa que da beneficios y está barata (IAG) , que otra con un modelo de negocio que todavía no… Leer más »
Perico

Estoy de acuerdo.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que Javier Hidalgo quiere seguir muchos años en Globalia?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies