NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Opinión

España: 20% del turismo habitual

Los datos presentados por Turespaña indican que hasta el último día de julio de este año nuestro país había sido visitado por sólo el 20 por ciento del turismo habitual. En esos siete meses hemos pasado de los 48 millones de viajeros de 2019 a apenas 9,8 millones este año (La llegada de turistas a España se duplica en un mes pero sigue a años luz de 2019).

Estos son los datos. A partir de ahí hay que hacerse varias ideas:

Primera, que la caja de las empresas que viven del turismo internacional está acusando esta crisis, por más que no todos estén sufriendo el problema con la misma intensidad. Esas empresas son aerolíneas, agencias receptivas, alojamiento, transporte interior, oferta complementaria, etcétera.

Segundo, el Estado, que aplica toda la fiscalidad habitual sobre el consumo turístico, se está dejando de recaudar millones y millones de euros de ingresos económicos. Las autonomías también lo padecen, pero en menor medida porque a ellas estos ingresos les llegarán con un retraso de uno o dos años, una vez se incorporan a los ingresos del estado y se reparten en la financiación autonómica. Menos ingresos fiscales se traducirán en más deuda o peores servicios. No hay otra.

Tercero, con este panorama, hemos de entender que el empleo va a sufrir, tiene que sufrir. Si los datos de paro no lo reflejan hoy con toda su crudeza afortunadamente es porque muchas empresas están haciendo un sobreesfuerzo para mantener los servicios y una actividad que no parece tener los clientes necesarios.

Una pequeña parte de ese ochenta por ciento de turistas que no ha venido a España puede haber sido reemplazada por viajeros nacionales. Esto es muy visible en Benidorm, por ejemplo, pero no en todos lados ha ocurrido lo mismo. Otra parte puede ser compensada con un incremento de viajeros en la segunda mitad del año, pero al final del ejercicio, en el mejor de los casos, prácticamente imposible, podríamos llegar a tener un cuarenta por ciento de los viajeros habituales.

Este es el panorama real, tangible: una contracción del negocio inequívocamente superior al cincuenta por ciento, por segundo año consecutivo.

No estaría de más reconocer el esfuerzo del empresariado para estar disponible, para esperar al turista. Es de justicia admitir que muchos podrían haber cerrado, sin arriesgar, y en cambio están esperando a unos viajeros que están viniendo con cuentagotas.

No es justo decir que este año es mejor que el pasado, que lo es, sino que también hay que recordar cuán lejos estamos de la normalidad.

 


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados
Esta es la amenaza o 84 millones de turistas (2019) o la nada (la anarquía, el comunismo y zarandajas). Un paso atrás … ni para tomar impulso. Cómo la generación Z de botellón y coma etílico, quieren vivir, quieren la vida de antes y no se van a aquietar con cualquier atisbo de “normalidad” que no sea la de siempre.… Leer más »

Noticias relacionadas



Encuesta

¿Cree que Iberia acabará entrando en el accionariado de Air Europa?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies