NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

¿Se creen que somos estúpidos?

Por todos lados, en todos los países, en todos los clientes, la realidad es que parece haber desaparecido el early booking. El mundo del turismo observa sus reservas para dentro de unas semanas y no tiene nada. La gente ha optado por reservar con no más anticipación que una semana. Nadie quiere poner su dinero en las manos de estos empresarios, para garantizarse así un precio quizás mejor.

Hay varios motivos para que esté sucediendo esto. El primero es la profunda inestabilidad de la movilidad, propiciada por algunos gobiernos que están cambiando las normas de la noche a la mañana. El segundo es que, también, la salud puede jugarnos una mala pasada en tiempos como estos.

Pero sobre todo hay un factor tremendo: que muchos de los proveedores de servicios han perdido nuestra confianza. La decisión de quedarse con el dinero que les habíamos pagado va a tener un precio y ese, probablemente, sea el aumento de la reticencia por el early booking.

Probablemente por influencia de los touroperadores y de la mecánica de Booking, el intermediario más importante del mercado del alojamiento, los hoteles hace tiempo que no tenían este problema, o no tan acusadamente. En buena medida habían aprendido a cobrar cuando el cliente se aloja.

Sin embargo, muchas aerolíneas estaban viviendo de prestado, con el dinero anticipado de viajes que no habían tenido lugar. En una economía sana y responsable, nunca debieron de haber tocado un dinero que se correspondía con un viaje posterior. En otras palabras, muchas aerolíneas estaban en la quiebra y se financiaban con los anticipos de los clientes. Alguna de las grandes, de las pocas que sí han devuelto el dinero, admite haber reembolsado dos mil millones de euros, lo que nos da una idea de la magnitud de los anticipos.

Pues bien, yo dudo mucho que volvamos a una situación como la de antes. En primer lugar, con los cambios en los billetes, que ya en Estados Unidos están aceptando que desde ahora los harán sin cobrar y, en segundo lugar, con el dinero retenido. Seguro que a alguna aerolínea se le ocurre una fórmula para dar tranquilidad al viajero, sin que haya de anticipar el pago.

Imagino que ningún gerente de aerolínea se pensaría que el cliente es tan rematadamente estúpido como para seguir pagando por viajes futuros, a ver si se quedan con el dinero.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados
Si señor, se piensan que somos tontos Ahora los mayores emisores de moneda son las aerolíneas con tanto voucher. Que con un voucher no se puede poner gasolina al coche ni comprar comida. Devuelvan el dinero de las cancelaciones! Y después se quejan de que no hay reservas… Hacer una reserva hoy día es darles dinero por una suposición de… Leer más »

Este artículo sin nombres de aerolíneas quebradas no vale,… Jajaja.

Volvemos a la demagogia. Reserva era la capacidad que disponía el consumidor de bloquear un asiento o varios en distintas fechas disponibles y obtener un TL (tiempo límite) para materializar la compra. Cómo para mentar a la chavalada milenial aquello de “la requisa” que se ha muerto mi padre en SCQ y necesito un tkt aunque el flt esté lleno.… Leer más »

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que debería permitirse el test de antígenos para admitir a turistas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies