NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Analisis

Por qué Norwegian perderá millones con el B737

Esto es mala suerte; esto es una verdadera desgracia. Norwegian está siendo injustamente castigada por factores más allá de su control.

Ahora mismo, por orden de las autoridades de la aviación europea, ha tenido que dejar en tierra toda su flota de aviones Boeing 737 Max. Norwegian dispone de 18 de estos aparatos. No hay remedio. Es irreversible. Ahora la compañía está pasando por el calvario de pagar hoteles y otros aviones a sus clientes que se han quedado tirados en varios aeropuertos europeos, consecuencia de esta orden inesperada.

Norwegian ha intentado calmar a sus acreedores diciendo que va a demandar a Boeing. Pero, la extensión que ha adquirido el problema convierte en complicada la posibilidad de que Norwegian y cualquiera de los otros propietarios de los 350 aviones de este modelo puedan obtener una compensación en un periodo de tiempo breve. En todo caso, se trata de presentar una demanda y habrá que esperar a ver qué ocurre. Para Norwegian, pues, se abre un horizonte tremendamente conflictivo, con 18 aviones parados, por los que está pagando los gastos correspondientes, igual que por sus tripulaciones, en un momento delicadísimo para sus finanzas. La hipotética compensación podría llegar en uno o dos años, cuando quizás podría ser tarde.

Observen Norwegian es la compañía aérea europea más afectada por esta decisión, resultado del azar, y vean que esto no ocurre por primera vez. Desde finales de 2017, una parte importante de la flota de sus Boeing 787 Dreamliner también tuvo que ser retirada del servicio porque los motores Rolls Royce que utilizan presentaron unos problemas que obligaron a la suspensión de la actividad. Ello obligó a Norwegian a alquilar aviones a otros operadores para mantener sus planes de vuelos. Al final, la compañía informó de que llegó a un acuerdo con Rolls Royce para ser indemnizada por los daños causados aunque raramente esa indemnización cubre el cien por ciento de los efectos de un problema de este tipo.

No olvidemos, aunque únicamente afectaba a un avión, los dos meses que un B737 tuvo que estar en un aeropuerto iraní, pendiente de un repuesto que exigía un complicado trámite jurídico por el bloqueo americano a ese país islámico.

Si esto le ocurre a una aerolínea que goza de buena salud, sufrirá pero puede sobrevivir. Que le pase a Norwegian, que está atravesando momentos muy delicados, es una desgracia tremenda que la pone en un inmerecido punto delicado.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Pobre, le llueve por todos lados…

A perro flaco todo son pulgas

Norwegian es gafe.

Gafe no, tiene mala suerte

Nadie disfruta del mal ajeno. Lo primero es como dices la seguridad, por suerte la AESA ha prohibido que vuelen los Max hasta que se aclaren las circunstancias.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que las huelgas en las aerolíneas conseguirán sus objetivos?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes

Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies