NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

opinión

Monarch: “Era casi inevitable”

Tim Jeans fue el penúltimo director general de Monarch. Se libró del trago de tener que cerrar una aerolínea que, a diferencia de sus archienemigos, era amistosa con el cliente, daba buen servicio, pagaba sueldos decentes y tenía billetes baratos. Por lo tanto era querida. Pero, tenía un problema: gastaba más de lo que ganaba. En el último año del que hay información financiera publicada, Monarch perdía 800 mil euros al día. Una barbaridad insoportable.

 

Jeans explicó ayer en Radio 2 de la BBC qué ha ocurrido. Pero tampoco hay que haber sido director general para comprender qué sucedió. La compañía tenía una estructura de costes elevada y, como resultado de la presión del mercado, se vio obligada a bajar los precios para mantener los aviones con ocupaciones decentes. El resultado es obvio: a más volaba, más perdía.

 

Ustedes –y yo, probablemente– tendremos una pésima opinión de Michael O’Leary, pero el irlandés tiene razón en una cosa: o se controlan los costes, o se controlan los costes. Porque los pasajeros, por mucho que nos empeñemos en soñar lo contrario –y hay un ejército de soñadores en la aviación–, viajan casi exclusivamente en función del precio que tiene el billete. Ahí estaba el problema de Monarch: sus costes eran quizás los normales en otras épocas, pero no los de hoy. Hoy cada euro cuenta. Hoy cada salario cuenta. Hoy cada servicio externo cuenta.

 

Yo no sé qué cuesta externalizar los servicios de handling en los aeropuertos españoles. Ni sé qué cuesta tener un servicio propio. Pero sí tengo claro que si Easyjet, Jet2 y Ryanair llevan ellos el handling, con unas condiciones laborales frecuentemente lamentables –y atención, de estas tres Ryanair no es la peor–, está claro que Monarch, que tenía todo con Iberia, no iba bien.

 

Tim Jeans lo explicó en la radio: cuando uno trabaja en aviación “muy pocas veces puede equivocarse. Un retraso prolongado puede costarte un cuarto de millón de libras. Por lo tanto no hay que cometer demasiados errores no forzados para destrozar los números del negocio”. Jeans, que lamentó la mala publicidad que sufrió la compañía el año pasado al no poder pagar a tiempo su licencia Atol, dijo que últimamente “los precios de los billetes aéreos cayeron aproximadamente un 20 por ciento. Esto no se puede soportar cuando los costes, en cambio, están subiendo.”

 

¿Por qué los precios cayeron un 20 por ciento? Porque una compañía aérea, irlandesa para más señas, que tiene músculo financiero para soportar esta presión, ajustó las tuercas al mercado y, como es lógico, la cuerda se rompió por el punto más débil. Jeans concluyó: “Lo que ocurrió era casi inevitable.”


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados
Buen articulo, al que me gustaria añadir unos comentarios: – Los clientes no viajan exclusivamente por precio. Lo primordial es la conexion, y tanto Ryanair, EasyJet y Vueling operan rutas unicas donde el precio lo determinan ellos siempre. En el caso de Ryanair las rutas unicas llegan al 35%. – Los costes de distribución: Ryanair vende el 100% de sus… Leer más »
El artículo me parece mal escrito y confuso, especialmente la larga frase en la cual se dice que Monarch “…que tenía todo con Iberia, no iba bien.” ¿Es una frase meramente declarativa o pretende afirmar que el fracaso de la compañía inglesa es debido a que no tenía autohandling? No queda claro. Además, puedo afirmar que Monarch estaba encantada con… Leer más »

Noticias relacionadas



Encuesta

¿Cómo sale la ministra Reyes Maroto de su campaña por vicepresidir Madrid?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies