NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Análisis

La ley del más fuerte en la aviación

Flybmi no volaba a España. Sin embargo, su proyecto, acabado este sábado, era muy interesante: consistía en ofrecer vuelos entre ciudades y aeropuertos de segundo nivel. Era una compañía nacida de forma un tanto atropellada cuando British Airways compró su matriz, BMI. El personal de la compañía, asumiendo un gran riesgo, decidió mantener operativas unas pocas rutas y construir un proyecto de futuro. Hace algo más de seis años que se pusieron a trabajar. Y desde entonces operaban con bastante fortuna.

Flybmi tenía su base principal en el centro de Gran Bretaña, pero operaba muy intensamente en aeropuertos como el de Belfast, Bristol o Aberdeen, donde ninguna de las grandes parece tener interés. Y desde allí establecía enlaces a lugares poco concurridos. Exactamente como hace Volotea: pocas frecuencias semanales, con aviones pequeños a ciudades de segundo nivel, buscando esos pasajeros dispuestos a pagar un poco más por tener un servicio directo.

Sin embargo, este invierno está siendo tremendo y Flybmi cayó estrepitosamente. Se hizo todo lo posible para sobrevivir, pero no hubo remedio. La guerra entre las aerolíneas es absolutamente tremenda y muchas ahora mismo están con el agua al cuello, dudando de hasta dónde podrán llegar. También alguna en España.

Aquí, como ustedes saben, la presión la generan los más competitivos. Lo diré de forma clara y simple: si Ryanair ha perdido dinero en el trimestre pasado, es decir que ha cobrado a los pasajeros menos de lo que le cuesta dar el servicio, es que está apretando los precios hasta el límite. Y eso se trasmite a todo el resto del sector.

Este invierno, yo, como miles y miles de viajeros, hemos volado a precios que no tienen lógica alguna. Cada uno de esos vuelos es un empujón más a las aerolíneas que no están en condiciones de aguantar. Y aún queda marzo y abril, porque este año la Semana Santa, cuando empieza a despertar la demanda, cae bastante tarde.

Que nadie se llame a engaño: esto ocurre por todo, en todo. Eso es lo que está haciendo Amazon a El Corte Inglés; lo que hace Zara con Cortefiel o lo que Mercadona le impone a Dia. La economía es de los mejores y los demás tienen que modernizarse y actualizarse para sobrevivir en un entorno tan adverso. Eso es la economía de mercado, por mucho que no nos guste en ciertos momentos. Simplemente, la ley del más fuerte.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que Turismo debe estar en otro ministerio teniendo más peso?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies