NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

El precio del combustible

Casi cada día, y por supuesto todas las semanas y meses, alguna compañía aérea se presenta a los medios de comunicación para decir que sus resultados económicos son malos porque el precio del combustible le ha afectado negativamente. Incluso, cuando se habla para el futuro, muchos de estos gestores no dudan en decir que por culpa del combustible, se van a ver obligados a aplicar tales y cuales medidas, como si estuvieran ante un imponderable que no habían contemplado.

Sin embargo, por otro lado, resulta que el crudo está cayendo de precio en los mercados. Ya van dos meses consecutivos en los que el crudo baja y, como consecuencia, también cae el precio del combustible de aviación. Parece, sin embargo, que nuestras aerolíneas sufren tanto si el crudo baja como si sube, tanto si sube como si baja. Es el sufrir por el sufrir. En realidad, su problema parece ser que los aviones consumen combustible, sea caro o barato.

La aviación, hay que explicarlo, tiene un cierto trato de favor en materia de combustible: los kerosenos con los que llenan sus depósitos no sufren la tremenda fiscalidad que padece el coche a motor, por ejemplo. Es verdad, en cambio, que quienes usan el avión hacen frente ‘a escote’ a los costes de construcción y operación del aeropuerto, del control y seguridad aéreas y de todas las instalaciones accesorias, de las que se libran quienes van en coche, en autobús o incluso en tren. Si un viajero de tren en España tuviera que pagar una parte de lo que han costado las alocadas inversiones para el AVE, simplemente no podría ni acercarse a una estación ferroviaria. Por lo tanto, lo que es beneficio en un sentido –tasas bajas en el combustible– es un perjuicio en otro sentido –costes aeroportuarios–, pero todo se puede reequilibrar porque lo que son carreteras o infraestructuras gratuitas para los vehículos a motor, no lo son en fiscalidad sobre las gasolinas.

Aquí hay que terminar con este lloriqueo interminable de las aerolíneas respecto del combustible. Si algunas gastan más que otras es porque usan aviones menos eficientes, lo cual no es culpa del precio del petróleo sino de la política de flota. El keroseno vale lo mismo para todos, por lo que si las cosas van mal se deben fundamentalmente a que no se ha sabido vender el producto o que, por el contrario, no se han controlado los costes. Todo lo demás son llantos estúpidos que salvan una rueda de prensa pero que no sirven para nada más.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

El precio del petróleo cayó bastante pero lleva una subida de más del 10% en la ultima semana, y la perspectiva es que siga subiendo hasta los 70$

No es nuevo que el precio que combustible se asegura a futuro. Si lo has asegurado alto, y el precio baja, te tienes que comer la bajada y seguir pagando caro. No es tan sencillo como el artículo pretende hacer creer.

Cualquier compañía aérea un poco seria, asegura el precio del combustible para evitar, por ejemplo, la volatilidad de los últimos meses. Las compañías que suelen tener problemas con el precio del combustible son aquellas que no han contratado esos seguros.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que Turismo debe estar en otro ministerio teniendo más peso?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies