NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Opinión

Cuando llegue el Brexit

La afirmación de diferentes profesionales y de periodistas de que en el 2016 el Brexit no había afectado al turismo británico con destino a España es como si el hombre del tiempo asegurara que el temporal de frío y nieve que se espera para la próxima semana no ha obligado al cierre de ningún puerto de montaña. Para que un acontecimiento tenga consecuencias, lo lógico es que antes el acontecimiento tenga lugar, y eso todavía no ha ocurrido con el Brexit. Habrá que esperar a que terminen las negociaciones en marzo del 2019 para conocer a fondo todas las consecuencias.

 

Por supuesto la mera decisión de Gran Bretaña de salir de la Unión Europea, independientemente de los términos de la salida, ya ha tenido resultados, el más importante es la devaluación, superior al quince por ciento, de la libra respecto al euro, y tres o cuatro puntos más en relación al dólar.

 

La menor capacidad de gasto de los británicos no ha influido en el número creciente de británicos que viajaron a España, aunque sí en la duración de la estancia y en el gasto total por persona.

 

Algunos empresarios como Gabriel Escarrer, que tiene el olfato afilado en estos asuntos, ya ha advertido de una menordemanda en el segmento de lujo en los meses de julio y agosto, es decir cuando los precios son más altos, mientras que Barceló no se ha mostrado preocupado por la devaluación de la libra. Otros han leído muy bien la situación como la compañía aérea inglesa Jet2, que ha aumentado su oferta a España para el próximo año un 53%, hasta casi 7 millones de asientos. Jet2 apuesta a que el público elegirá destinos próximos, relativamente baratos, y donde haya una gran oferta de vuelos que permita la máxima flexibilidad.

 

Y es que lo curioso del asunto es que el Brexit puede beneficiar comparativamente a los destinos españoles si se mantiene la situación actual. Los británicos realizarán en 2017 al menos los mismos viajes al extranjero, pero gastarán menos al estar su presupuesto en libras. Los que decidan suspender uno de los dos viajes previstos, en la mayor parte de los casos, mantendrán el español; ventajas del líder.

 

Disminuirán los viajes a Estados Unidos -unos cuatro millones el año pasado- por dólar alto, previsible incremento del coste del combustible y reacción negativa de parte de la opinión pública a las medidas del Presidente Trump, que muchos temen que se materialicen en mayores molestias en los aeropuertos americanos.

 

Turquía –más de dos millones de viajes-, a pesar de la devaluación de la lira cae fuertemente como consecuencia del terrorismo y de la mala imagen de Erdogan, mientras que Egipto, un escaso medio millón, parece haber tocado fondo pero no ha iniciado la recuperación.

 

Francia, segundo destino, ha sufrido el pasado año debido a la enorme concentración de la clientela inglesa en París y Costa Azul, dos lugares en los que tuvieron lugar ataques terroristas. Cualquier disminución del tráfico, y es previsible que eso ocurra, supondría un incremento de viajes a España. No se esperan cambios importantes en el caso de Italia, el tercer destino de los británicos.

 

En el lado de los beneficiarios aparece Grecia, Portugal y otros destinos menores como Chipre o Croacia, que sin duda tendrán importantes crecimientos este año.

 

Cuando el Brexit tenga lugar, el problema de los acuerdos aéreos debería estar negociado. La situación es compleja. Gran Bretaña puede permanecer en el área de la Aviación Común Europea como Noruega, o negociar con la UE un acuerdo de cielos abiertos que tiene restricciones -el Brexit afecta a cinco de las nueve libertades del aire-. Cada día tienen lugar 3.000 salidas de aeropuertos británicos al resto del mundo, 60% a Europa. España no va a permitir que Reino Unido esté en el mercado Único de la Aviación si no se excluye a Gibraltar, a lo que este se opondrá ferozmente.

 

En resumen, está en juego un negocio anual de cerca de ochenta mil millones de euros por lo que las partes interesadas harán todo lo posible para que el Brexit no tenga más efectos negativos que los imposibles de evitar.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que la temporada alta la Semana Santa se verá afectada por el coronavirus?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies