NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

ANALISIS

Cuando invertir en España es imposible

 

No hace mucho, al inaugurar la reforma del hotel, Carmen Riu, una de las propietarias de la cadena hotelera que lleva su apellido, narraba las increíbles peripecias que había sufrido su empresa para conseguir llevar a cabo la reforma del establecimiento de Maspalomas, en Gran Canaria.

Lo que había sucedido es que las instituciones políticas locales, en un comportamiento completamente absurdo, se habían empeñado en evitar la modernización del hotel, la cual no suponía ni más volumen, ni más edificabilidad. Al final, después de un trayecto azaroso, el empresario consiguió llevar a cabo la obra y modernizar el hotel. Es decir que lograr algo que debería ser sencillo y cómodo se convirtió en un suplicio inacabable; reformar un hotel, mejorarlo, invertir en la infraestructura que da de comer a la gente, fue un problema.

Ahora, Gabriel Escarrer, el propietario de la cadena hotelera Melià, dice que lleva seis años esperando que le concedan el permiso para la reforma de algunos hoteles que tiene la cadena en Magaluf, Mallorca. Por ese motivo, Escarrer anuncia en la World Travel Market de Londres que no va a volver a invertir en Mallorca. Tal vez, con el tiempo, el empresario reconsidere su postura, especialmente si las administraciones públicas se dignan a ponerse en funcionamiento (El principal hotelero español dejará de invertir en Baleares).

El asunto tiene mucha importancia porque no estamos hablando de cuestiones de fondo: si queremos más o menos plazas, si queremos crecer o no, sino de algo superficial y sencillo, si las administraciones son capaces de dar un permiso para hacer una obra que mejorará el entorno y la calidad de la oferta. Eso es todo. Pero, eso, que parece tan sencillo, se termina enredando de tal manera en el enjambre de disposiciones e informes que tiene el poder público, que no es posible avanzar.

No quiero ser duro con los políticos afectados porque no son los únicos culpables. Quizás ellos tengan interés en desbloquear esos permisos, pero el problema les desborda: hemos hecho una estructura jurídica, reglamentaria, administrativa tan complicada, tan absurda, tan atrabiliaria que no somos capaces ni siquiera de sacar adelante lo que queremos que salga adelante. La maraña nos desborda, nos ahoga. Incluso suponiendo que no haya negligencia, es posible que terminemos por bloquearlo todo de tan confusas que son las normas.

Por eso tenemos empresarios enfadados, por eso esto no avanza. El aviso de Gabriel Escarrer, sumado al de Carmen Riu, debería llevar a nuestras autoridades a reflexionar: si en España reformar un hotel para modernizarlo es una aventura, es que algo no funciona y debemos corregirlo.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados
el caos español

españa esta sumida en el caos y asi es muy dificil prosperar…este caos no es pasajero ni coyuntural es parte de la historia de españa ,del SEN español ,nos lo tendriamos que replantear

Angelito

Hay que crear normas, estructuras y papeleos para justificar tres millones de puestos públicos, mayoritariamente creados e incrementados durante los mandatos de izquierda y los políticos nacionalistas en el poder según comunidades y que suponen un nicho de votantes agradecidos hacia sus “empleadores”. Lo demás poco les importa

Imposible
Lo cierto es que siendo pequeño empresario ha habido experiencias muy negativas cuando la administración ha tenido que estar envuelta, que son muchas ó todas. Y esa maraña debe conocerla el pequeño empresario a todos los niveles, debiendo ser MASTER DEL UNIVERSO en todo (seguridad, normativa turística, recursos humanos, etc, etc, etc). Hay dos tipos de riesgos al no conocerlas:… Leer más »
Hidalgo y el lado oscuro de los negocios

el que invierta en este pais esta LOCO

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que Norwegian tendrá que seguir cerrando más rutas y bases?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies