NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Agencias de viajes: una segunda lectura

El mundo se transforma. No sabemos si para mejor, pero sí sabemos que está cambiando. Uno de esos cambios más dolorosos es el modelo de compra de viajes que pasa de las agencias físicas a las agencias online. A veces, incluso, las mismas empresas son las que promueven el cambio entre un negocio presencial, con dimensión humana, y un negocio online, tecnificado, mucho más barato de operar pero con menor calidad de servicio.

Esto es lo que está ocurriendo, en esencia, en todo el mundo desarrollado. Las agencias, por bien que lo hagan, por cuidadosas que sean con su servicio, están luchando contra una moda, contra una tendencia que tiene una gran fortaleza. Esto es lo que detectan los datos que proceden del Reino Unido, donde este es el tercer negocio que más establecimientos cerró en 2017, después de los pubs (lo cual da para otra reflexión) y de los bancos.

La supervivencia de las agencias de viajes, a medio plazo, es complicada. Pero, en todo caso, si alguien saldrá adelante –y hay algunas organizaciones potentes en España que están demostrando que es posible mantenerse– será con un servicio esmerado como no siempre se había dado antes; con una calidad en el producto como nunca antes se había intentado, y no necesariamente compitiendo en precio que, por supuesto, no va a ser el fuerte de las agencias.

Es importante, antes de que nos volvamos locos sufriendo, reflexionar que las cifras del Reino Unido están alimentadas por empresas como Thomas Cook, que ha cerrado una gran parte de sus agencias, para pasar ese mismo negocio al mundo online. Las agencias de grandes cadenas, con excepciones, no siempre son lo más profesional. Si la organización se ha relajado en sus criterios de selección y formación del personal, puede ocurrir que haya una caída en la calidad del servicio, lo cual no compensa a la organización: servicios caros y que no aportan nada. Tui, en el mismo país, lo lleva bastante mejor.

Sin embargo, hay que recordar que la crisis no está azotando con igual dureza a las agencias independientes, propiedad de pequeñas empresas locales, que están trabajando en algunos casos con más éxito que nunca. Son aquellos, pocos, que han apostado por la calidad, por dar un consejo muy profesional, y por trabajar con proveedores que juegen a las agencias y que no tienen una agenda oculta. Es el caso, por ejemplo, de Jet2Holidays, que está siendo un éxito porque, precisamente, apuesta por la relación personal a través de agencias presenciales.

Desde luego, incluso en el mejor de los escenarios, no hay motivos para la celebración, pero también es verdad que estos datos no deben ser vistos con tanto pesimismo como sugiere una primera lectura.



Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados
Amén

Efectivamente

Alfredo T.
Hola: he sido empleado de verticales y ahora tengo mi propia Agencia. Si en lineas generales estoy básicamente de acuerdo con el artículo, hay unas ideas que transmite, que ya son tópicos, con las que no estoy de acuerdo. Verticales: En mi vida he recibido tanta formación como recibí en Halcón ó Marsans. Y esto es un hecho… ahora si… Leer más »

Noticias relacionadas


Encuesta

¿A quién prefiere como presidente del Grupo Logitravel?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies