NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

La España real

En uno de los festejos con motivo del 90 aniversario de Paradores el ministro Nadal encargado de la gestión turística pronuncio la siguiente frase, según recogieron varios medios:  “Está muy bien irse a la playa de Benidorm, pero eso no es como es España, los turistas que vienen de fuera y llegan a Paradores conocen la España real “.
Todavía estoy esperando una protesta formal de las autoridades de Benidorm ante semejante disparate de la autoridad responsable, entre otros muchos asuntos, de la imagen turística de España en el mundo.
Qué duda cabe que los Paradores son uno de nuestros principales activos y que a lo largo de tantos años han logrado un reconocimiento mundial, como dice la gente que se dedica al marketing, tienen una propuesta de venta única.
Por eso no entiendo que para alabar a los Paradores sea necesario degradar a Benidorm y excluirla de la España real como si fuera una ciudad de segunda categoría. El recientemente fallecido, pero nunca olvidado, Mario Gaviria volvió a impulsar en 2015 su candidatura como Patrimonio cultural de la Unesco tanto material, los edificios, como inmaterial, la forma de vida. Y su maestro, el gran sociólogo Lefevbre ni se inmuto cuando señalo que prefería la ciudad mediterránea a Florencia. “Es el Estado del bienestar aplicado al turismo “ “La mejor de todas las ciudades construidas en la segunda mitad del siglo XX”
Cuando el ministro señalaba a Benidorm se estaba también refiriendo a Torremolinos, a Ibiza, a Tenerife y a tantos sitios de nuestra costa que son precisamente lo que la gran mayoría de los extranjeros, nos visiten o no, conoce y constituyen unas España tan verdadera como la que se manifiesta alrededor de los Paradores, solo que con muchos más visitantes. Benidorm tiene más pernoctaciones que todos los Paradores juntos. Y si España es apreciada en el mundo es debido al turismo masivo. Está claro que parte de la imagen está constituida por cerveza barata y mejorable paella, pero también por playas de primera categoría, una de las mejores gastronomías del mundo, y sobre todo una envidiada y alegre forma de vida de la que pueden disfrutar , al menos unas semanas al año, millones y millones de europeos .
El señor ministro debería ser castigado a pasar una semana en Benidorm, preferiblemente en invierno cuando esta llenos de ingleses disfrutones. Estoy seguro de cuando cumpliera la condena cambiaría su discurso en la próxima inauguración y aceptaría que nuestros grandes destinos turísticos también forman parte de la España Real.
Otra opción es que en su próximo viaje a Estados Unidos diga en uno de sus discursos que Disneylandia no forma parte de la América real, pero claro, esta opción es mucho más arriesgada y no deseamos al señor ministro ningún daño físico.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Los efectos colaterales de no tener, ni haber tenido nunca, al frente del turismo a alguien que entienda, de verdad, este fenómeno y lo que represeetna para el país. LLevamos casi un siglo reclamando un ministerio del ramo ya este paso……

Pues si Benidorm, es el paradigma de la España real, apaga y vamonos, otra cosa es que lo diga quien parece ser que lo ha dicho, pero que aunque sea políricamente incorrecto, tiene -en mi opinión, ciudadano de a pie, que una vez le llevaron allí, y que dudo que vuelva- toda la razón del mundo.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que deberían darse subvenciones públicas a Ryanair?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes

Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies