NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Eternos aprendices

El Gobierno de Baleares, en un proceso loco que no acaba nunca, ha cedido sus competencias en promoción turística a los consejos insulares que dirigen las islas. Ahora le ha tocado el turno al de Mallorca. Así, pues, desde este año, en Baleares, cada isla tiene su propia promoción turística. En el caso de Mallorca, la mayor de las islas, el Consejo podrá ejercer esta competencia dentro de unos meses, porque no se ha formalizado aún el traspaso efectivo.

 

No obstante, los políticos del Consejo estuvieron en la feria Fitur, para ir aprendiendo y porque un viajecito con todos los gastos pagados nunca sobra.

 

En una entrevista con la prensa, el responsable de Economía del Consejo dijo que para el año que viene la prioridad de la promoción turística de Mallorca serían dos mercados totalmente nuevos: Escandinavia y Canadá. “¡Hemos descubierto que la Tierra es redonda!”. Tras décadas de promoción turística en Baleares y en España, Mallorca vuelve a empezar. La trasferencia de la competencia en promoción de una administración a otra permite que se proclamen tonterías que ya deberíamos conocer pero que, como el ser humano tropieza una y mil veces con la misma piedra, nosotros volvemos a descubrir.

 

Escandinavia: hace décadas que Mallorca tiene turismo escandinavo, que viene masivamente, que tiene hoteles y productos específicos, que dispone de incontables enlaces aéreos, que es parte del paisaje. No sólo eso: nuestras aerolíneas charter, cuando las teníamos, hicieron su negocio en Escandinavia más que en ningún otro mercado europeo. Pero ahora, el Consejo insular descubre que Escandinavia existe, porque ellos sólo habían leído una vez que el turismo era alemán. Esperemos que los escandinavos no se sientan ofendidos si les preguntamos si alguna vez habían venido a Mallorca.

 

Canadá. El responsable del Consejo insular dijo que iba a hablar con la oficina turística de Toronto para ver qué se puede hacer para captar turismo canadiense. No, tampoco es la primera vez que se exploran estos lugares. Los hoteleros mallorquines, precisamente, han ido mil veces a Canadá y son probablemente los principales proveedores de vacaciones para los ciudadanos de este país, pero no en sus hoteles de Mallorca sino en los del Caribe. Porque, queridos políticos de Mallorca: aquí hay un pequeño problema que no deberíais olvidar, el vuelo entre Toronto y Mallorca es de más de diez horas, mientras que el Caribe está a apenas cuatro horas. Eso, en un turista que va a buscar el sol y la playa es y ha sido definitivo a la hora de elegir, por dos razones: el precio de tantas horas de vuelo y el cansancio que ocasiona. Para, al final, tener una playa que en el mejor de los casos no será mucho mejor que las playas del Caribe.

 

Pero esto es lo que somos en la política española: eternos aprendices. Incluso en las regiones supuestamente maduras turísticamente.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Dejadez, dejadez, dejadez; desidia, desidia, desidia. Estos políticos, tanto los de un lado como los del otro nos llevan a la ruina y al enfrentamiento. Ellos mientras tanto, se aprovisionan de fondos y prebendas, como ocurrió en el 39. Con el dinero que se llevaron vivieron opíparamente en México, Rumanía, URSS…, mientras los demás aquí comiéndonos los mocos y aguantando al Generalísimo. Somos incapaces de ver claro después del mediocre politiqueo que nos rodea. Pendientes de la carnaza que nos echan en vez de exigir los temas que de verdad nos importan para el más cercano futuro. Futuro negro, negro, negro.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Le gustaría que Air Europa se acabe mudando a la T4 de Barajas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies