NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Opinion

Una sangría injustificable

Una enorme mayoría de las medidas adoptadas por los gobiernos para frenar la expansión del Covid, cuestión que finalmente acabó en el más absoluto fracaso, ha sido inútil. Acordaban hoy lo que mañana desacordaban, como si hoy el virus fuera una cosa y mañana otra.

Entre estas medidas, las más onerosas e incómodas fueron las que se aplicaron en algunos países consistentes en la obligación de cuarentenas en hoteles.

En Europa, el caso más sangrante fue el británico, que obligaba a los viajeros a alojarse en hoteles cercanos al aeropuerto, con un coste de más de dos mil libras por toda la estancia, incluyendo manutención. Un verdadero atraco para personas que tenían la obligación, por la razón que fuera, de  hacer el viaje en cuestión.

Ahora se han sabido algunos datos sobre esta política: primero, que costó más de 450 millones de euros a los viajeros afectados, que en un primer momento eran de incontables países y que en su última fase se limitó a nueve países latinoamericanos. 450 millones para pagar el alojamiento de estas personas que no necesariamente estaban infectadas, que no necesariamente tenían variantes diferentes del virus.

La paradoja absoluta es que a partir de un día, sin que la situación en sus países necesariamente hubiera cambiado –pensemos que Venezuela es uno de esos países– dejaron de pagar esta penalización elevadísima y pasaron a poder circular simplemente con demostrar que estaban vacunados. 

Una vergüenza de legislación, comparable a otros incontables casos que bloquearon la movilidad en todo el mundo sin aportar nada a la seguridad sanitaria.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Comentarios

Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Ahora os dais cuenta? Somos muchos que llevamos 20 meses denunciando este atraco a mano armada a nivel mundial…

Con lo fácil que hubiera sido llegar a un consenso, pero no, en la mayor crisis mundial de los últimos 100 años, los dirigentes políticos van cada uno por su lado. Y lo que hoy es negro mañana es blanco, lo que aquí no puedes hacer a 500 kilómetros está permitido, vamos que es un auténtico cachondeo. El ciudadano que… Leer más »

El sector turismo sigue sin querer enterarse como, como actividad de ocio, es de lo primero de lo que hay que prescindir cuando está en juego la vida y la salud pública. Dejen de mirarse el ombligo.

Qué fácil es tomar decisiones a toro pasado desde la mesa de una redacción

Noticias relacionadas



Encuesta

¿Ve ecuánimes los rescates públicos a empresas turísticas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies