NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Un nivel patético

He tenido ocasión de ver un debate (y medio) de los candidatos a dirigir la autonomía de Madrid. En realidad, ahora debo decir que he tenido la “desgracia” porque, francamente, no me pude llevar peor impresión.

¿Por qué hablo de esto en una publicación turística? Porque la propia ministra de Turismo está implicada como parte de estas candidaturas y creo que mi comentario es lo suficientemente general como para que se pueda entender en nuestro sector. Lo que vemos en esta campaña es lo que tenemos delante en la gestión de la pandemia, de las ayudas económicas o de los planes de reactivación de la economía.

Mi opinión, tal como por cierto me temía, es que estamos en manos de políticos sin el menor nivel. No es que no me interese lo que dicen sino que no les creo. Tengo el convencimiento más firme de que sólo abren la boca en dirección al votante del que quieren arrancar su adhesión. Han perdido toda referencia con la realidad y estarían dispuestos a prometer un cohete a la luna si con ello se llevaran un voto. Han llegado a un nivel en el que parece que les da igual que se note su ramplonería.

Todo es zafio, pero sobre todo el tono, el lenguaje, la estética. Dan vergüenza por lo bajo, simplón, maniqueo. Jamás con estas personas podremos hacer un análisis serio de cómo funciona el turismo o cualquier otra actividad compleja. No es posible avanzar así. No hay nivel. No hay capacidad para razonar.

Dicho lo cual, me genera otra pregunta, la cual no soy capaz de responder. O no me atrevo. ¿Estos politicuchos son así porque no dan más de sí o porque creen que esa es la manera en la que les es más provechoso dirigirse a los ciudadanos? ¿Se adaptan a nuestro nivel o es que ellos son los que hunden la calidad de la democracia?

Sea como fuere, entiendo ahora que Alberto Garzón haga disquisiciones ridículas sobre el turismo: es coherente con este nivel del que nunca vamos a sacar nada en claro.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Comentarios

Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Y no será que la política y es un fiel reflejo de lo que nos estamos convirtiendo como sociedad?

Grises, mediocres, sin carisma, algunos con poca educación y respeto, para nuestra desgracia, parece que cada generación de políticos que surge es peor a la anterior. ¿Acaso son el reflejo de nosotros mismos, de la banalidad de nuestra sociedad? En política no parecen estar las mejores personas o los más capacitados sino los más ambiciosos, los que ansían el poder… Leer más »

Y con el agravante de darle la medalla de oro a una farsante como Cristina Cifuentes 2 días antes de las elecciones. Se ríen de nosotros y la gente aún les vota. Es lo que hay.

Si no coloca la pullita final, no se queda satisfecho en demonizar al contrario ideológico.
Los nuestros, son cómo son, pero son los nuestros (Rajoy dixit); pero es que los contrarios … hay que echarles de comer aparte, no vayan a contagiar algo.
Sin argumentos … no hay debate, empezando por no santificar la inmoralidad y la corrupción.

Hay demasiada mujer y gente con pelo largo en la política.

¿Qué tiene de “ridículo” explicitar lo que todos los españoles saben y es que los trabajos de camarero, pinche, botones o limpiadora de pisos son una mier…coles y que por eso todas las madres les dicen a sus hijos que estudien si no quieren acabar poniendo copas a los guiris en Magaluf?

Si el criterio para votar al final es “que no ganen los otros”, la clase política no dará para más. Ha llovido mucho desde el “váyase señor González” como razón primera y última de votar un candidato, y desde entonces tenemos políticos que ganan porque sus oponentes pierden las elecciones, en vez de ganar ellos por sus méritos. Y mientras… Leer más »

Noticias relacionadas



Encuesta

¿Cómo sale la ministra Reyes Maroto de su campaña por vicepresidir Madrid?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies