NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Turbiedad en Aena

En su momento, cuando se privatizó el 49 por ciento de Aena, pensé que la cuestión era de muy dudosa transparencia porque en España los gobiernos usan los aeropuertos para hacer política. Esto significa que son capaces de poner los precios muy altos –beneficiando descaradamente al accionista privado– o pueden perfectamente pactar precios artificialmente bajos y castigarlo. La cuestión es ¿cómo se explica un accionista privado en una organización semipública que es un monopolio y donde los precios no se fijan por el juego de la oferta y la demanda sino por las necesidades electorales?

 

Ahora, presionado por la necesidad de ‘hacer amigos’ y granjearse apoyos populares, el Gobierno –en minoría– ha optado por escuchar el clamor del sector aeronáutico y bajar las tasas durante unos cuantos años. Nada que objetar a la decisión, salvo dos preguntas que no pueden tener respuesta:

 

Primera: ¿por qué un 11 por ciento y no un 13 o un 15? ¿Por qué las tasas de los aeropuertos no se bajan más aún y se equiparan con lo que se paga en otros países?

 

Segunda: ¿por qué, como pretendía Aena, no se mantienen las tasas como hasta ahora? Porque, estaremos de acuerdo que si el Gobierno ayer y hoy considera que los precios que cobra son correctos, ¿por qué rebajarlos de aquí en adelante? ¿Significa que hasta ahora estábamos pagando de más? Si era así, ¿cómo es que se beneficiaba a un accionista privado?

 

Yo soy partidario de que los aeropuertos tengan gestión no política, pero comprendo que eso no puede ocurrir en un régimen de monopolio como el que tenemos actualmente. O libre mercado –lo cual implica competencia y por ende sector privado– o monopolio y, en consecuencia, sector público. Lo contrario es turbio.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados
Turbiedad es que haya directores de aeropuertos "nombrados a dedo" por "lo público", preparando SU salto a "lo privado". EJECUTIVOS "DACTILOGRÁFICOS"

“Dando valor” (¡qué bonito palabro inventado por los adalides de “las burbujas” especulativas!) al aeropuerto donde les ha tocado “la lotería” de caer, con un sistema retributivo escandaloso que bien se ocupa Gobierno y Aena en no publicitar, donde su función es “adelgazar” de costes laborales una red de aeropuertos con intereses muchas veces contradictorios, creada desde los sucesivos Gobiernos y que, para salvarle la cara, necesita de estos nuevos sicarios-gestores para dar la apariencia de gestión eficiente.
PREGUNTA AL AIRE: ¿puede un director de un aeropuerto norteño tener acceso desde su ordenador al sistema de vigilancia del departamento de seguridad para un fin distinto de éste, pongamos que para control laboral del personal de AENA?¿perciben un retribución tasada de un % del presupuesto de las obras que se realizan en los aeropuertos?

Este tipo de dudas/problemas siempre pasa cuando tenemos un gran organismo con directrices de origen publico/político. Por desgracia, en casos como este no se puede hacer mucho más que pedir buenas practicas en la gestión.
Aquí no hay ni mercado libre ni monopolio (por cierto, en este caso mercado libre=monopolio; nadie pondrá un nuevo aeropuerto al lado de los que ya funcionan). Como mucho se puede regular por la ley las tasas, pero ya sabemos como esto va con la luz, agua etc…

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que un gobierno de coalición PSOE-Podemos favorecerá al Turismo?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies