NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

OPINIÓN

Europa, en manos de Ryanair

Aún quedan tres meses para concluir 2017, pero el obituario aeronáutico está siendo especialmente nutrido: nada menos que Monarch, una aerolínea que casi tenía 50 años y que era altamente respetada; Alitalia, la primera compañía de ese país, la de bandera, la que tiene la red más amplia de toda la península itálica, un verdadero símbolo nacional, y Air Berlín, una compañía que era la número dos de un país tan importante como Alemania, el primer país en términos económicos del Viejo Continente. Seguramente hay más víctimas aeronáuticas de este año, pero no son tan grandes ni importantes.

 

Puesta la lápida a estas tres compañías, ¿qué nos queda?

 

Nos queda un horizonte mucho más duro, hostil y agresivo: menos aerolíneas, más agresivas en el precio y más duras con los costes.

 

Europa queda en manos de unos pocos grupos: IAG, con sus filiales; Air France-KLM, con las suyas; Lufthansa y su corte y las low cost, Ryanair e Easyjet de un lado, y un grupo de aerolíneas secundarias de otro, como Wizzair, Norwegian, SAS o algunas otras aún más pequeñas como Volotea.

 

Esta imagen de diversas aerolíneas, aunque cierta, no es correcta por un matiz fundamental: algunas son exclusivamente europeas y las otras son transcontinentales y se alimentan de otros mercados. No estamos, pues, en un continente diverso. Estamos en un continente en el que Ryanair determina cómo se funciona, porque es el que marca los precios. Vean si no los números que ofreció ayer: en septiembre, en plena crisis de imagen, con todo el lío de sus cancelaciones masiva, aumentó un 10 por ciento su número de viajeros. Y su ocupación de asientos fue del 97 por ciento. Nada afecta a la compañía de O’Leary que ahora mismo está lanzando viajes a sólo 10 euros en media Europa, poniendo contra las cuerdas a sus rivales. Este es el problema: ¿hasta dónde Ryanair va a seguir presionando?

 

Porque, por si alguien no lo tiene claro, el gran problema europeo es que el líder, el que tiene más aviones, el que tiene más capacidad, es el que tiene menos costes y es el que pone los precios más bajos, el que tiene más capacidad de presión. Ryanair puede en cinco años haber acabado con casi todos los rivales, excepto con los que operan el largo recorrido, que tienen un perfil diferente.

 

Nada más complicado, nada más difícil que este entorno. Escuchar a los directivos de Monarch explicando cómo lo han pasado estos años, se entiende qué dificil es convivir con Ryanair en el mismo continente.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que habrá turistas extranjeros este verano?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies