NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Entre fatiga y beneficios

La Agencia Europea de la Seguridad Aérea ha hecho público un estudio llevado a cabo entre las aerolíneas del viejo continente en el que se demuestra que existe un problema serio de fatiga entre las tripulaciones de los aviones, en dos circunstancias: en los vuelos de largo radio que están en la banda más alta de la duración permitida y, en segundo lugar, en los vuelos de primera y última hora de la jornada laboral, en los de corto radio. Para entendernos: los pilotos y tripulantes de los vuelos de muy largo radio se ven obligados a terminar sus turnos con una situación de agotamiento importante. Y lo mismo sucede con vuelos a primerísima hora de la mañana o última de la noche, sobre todo cuando estos turnos se alternan entre sí y no tienen un patrón fijo.

Hasta ahí la detección que, por otro lado, no parece muy original. Usted o yo, que probablemente tenemos horarios normales, de 8 o 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde, más o menos, con un rato para comer, sabemos qué significa que de pronto un día tuviéramos que empezar a trabajar a las 6 de la mañana o que otro día saliéramos a la 1 de la madrugada. Estaríamos bastante fatigados.

Eso, en mi trabajo o en el de muchos otros, no tiene gran importancia. Pero en aviación, cuando hay que controlar muchas variables, cuando es necesaria una capacidad de reacción correcta para tomar decisiones oportunas, esta fatiga es un problema.

Sin embargo, aquí hay otra situación complicada: el coste de la solución. Porque es fácil decir que en un vuelo de once horas vayan dos tripulaciones, pero hay que comprender que eso tiene un coste en asientos del avión, en nóminas, en estancias en el extranjero; y hay que entender que si bien a nadie le gusta trabajar a las seis de la mañana, alguien debe hacerlo porque los pasajeros queremos asistir a nuestras reuniones a las horas indicadas. Y además queremos billetes asequibles.

Es un tema delicado pero, desde luego, si con algo hay que ser rigorosos es con el cansancio de los tripulantes –especialmente los pilotos– de los aviones. No porque alguno de ellos a veces sea un descuidado con estas cosas, las normas deben ser tan laxas como para que haya el menor riesgo. Si es un tema de dinero, que lo es, que se pague y se encarezcan los billetes en su proporción.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Si señor! Así es!! Lo primero la seguridad, todo lo demas viene despues

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que Turismo debe estar en otro ministerio teniendo más peso?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies