NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Aerolíneas europeas, aprended de EEUU

United primero y las otras dos ‘grandes’ americanas después, han decidido suprimir definitivamente los cargos por cambio de billete que venían aplicando hasta ahora. Este lunes, hasta Alaska Airlines se sumaba a la iniciativa, más por supervivencia que por propia voluntad. En Europa, algunas compañías están eximiendo al cliente de este pago provisionalmente, mientras se vive la crisis del coronavirus pero todo aparenta que pretenden volver a cobrarlo apenas las cosas se normalicen.

Las relaciones entre el consumidor, el viajero de avión, y las aerolíneas, todas, se ha deteriorado espectacularmente con esta crisis. O más precisamente, cuando los clientes han descubierto que comprar un billete de avión anticipadamente podía suponer la pérdida del dinero entregado, como ha ocurrido a incontables viajeros. Las aerolíneas siguen utilizando toda clase de engaños para no devolver el dinero y, en muchos casos, ni siquiera permitir un margen amplio para la compra de un nuevo billete –por cierto, sin que el ministro de Consumo haga nada en este tema que sí es de su competencia.

La desconfianza generada obligará probablemente a que la relación entre clientes y aerolíneas se replantee. Ya hoy, naturalmente, el viajero es muy reticente a comprar un billete con mucha anticipación porque es imposible fiarse de quienes han engañado al usuario con tanto descaro –hay excepciones, naturalmente, pero una golondrina no hace primavera.

Ahora, pues, es normal que el precio que deban pagar las aerolíneas sea, por ejemplo, el que están dispuestas a pagar las americanas: compre usted el billete que quiera y cámbielo cuando quiera por otro, sin coste adicional. No les va a quedar otro remedio si quieren recuperar alguna credibilidad.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Se puede decir más alto pero no más claro, ¡chapeau!, con el que obviamente no puedo estar más de acuerdo

La goma que se estira pero no se rompe

“compre usted el billete que quiera y cámbielo cuando quiera por otro, sin coste adicional.”
Y asuma que no tiene ningún derecho si al llegar al vuelo ya está lleno y se queda en tierra.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree como el vicepresidente Iglesias que España debe bajar el peso del Turismo?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies