Formentera podría ser el siguiente destino -después de Barcelona y Canarias– que limite la entrada de turistas. Las autoridades de la Isla están sopesando la imposición de una tasa disuasoria para la entrada y desembarco de vehículos a motor con lo que se evitaría... Seguir leyendo...