NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Periscopio turístico

Turismo, en Presidencia del Gobierno

Cierto y comprobado está por la amplia experiencia administrativa estatal que la dependencia orgánica de la Secretaria de Estado para el Turismo del ministerio de Industria y Agenda Digital no parece que le haya dado a la primera industria nacional (12 por ciento del PIB y subiendo) ningún plus en campo alguno.

Ni desde la notoriedad, ni desde la idea básica de que los primeros mandatarios y ejecutivos públicos de la Nación se percaten de la importancia capital que tiene esta industria para el conjunto de la economía nacional.

Llevamos ya muchos años de debate a propósito de cómo debe ser tratado el Turismo dentro de la agenda administrativa estatal. Fue un error mayúsculo dejar estas competencias en manos de las comunidades autónomas y éstas a su vez delegar en ayuntamientos y diputaciones la promoción de sus respectivos territorios. Muchos de los grandes empresarios de España en este sector entienden que es un esfuerzo inútil mantener, en su actual estructura y dependencia, la Secretaria de Estado para el Turismo al entender que no sirve para nada. Dentro del ministerio de Industria los titulares del mismo (sucesivos e independientemente de su ideología política) se suelen aplicar más a otras facetas de su dicasterio que propiamente a los asuntos que tiene que ver con el turismo.

Cierto es también que no da mucho trabajo y que al ir como un tiro los alientos se tienen que dedicar a otros aspectos : motor diésel, crisis del automóvil, crisis de la siderurgia (prácticamente inexistente ya en nuestro país), etc…

Lo más propio es que el Turismo dependiera directamente del jefe del Gobierno. En momentos de reflexión (debería) nacional sobre la organización del Estado tampoco estaría de más un pacto de Estado para que el Gobierno de la Nación recuperara competencias en esta materia. Al menos algunas competencias. Más que nada por ahorro de esfuerzos y caudales.

Es algo de sentido común. Directamente de Presidencia del Gobierno dependen todos los grandes asuntos que tienen que ver con los temas que son perentorios para el Estado. ¿Acaso hay alguna actividad, bien mirado, que tenga más interés que el Turismo? Mientras se avanza que viene otra crisis igual o muy parecida a la sufrida en el año 2008 y siguientes, hay que recordar que esa crisis fue vapuleada (en parte) por el Turismo que no dejó de fluir y palió la balanza de pagos de España. Eso.

TRUMP, CUBA Y LOS INTERESES ESPAÑOLES

En realidad el actual presidente de los Estados Unidos no ha hecho otra cosa en relación con la controvertida ley Helms-Burton (en síntesis consiste en bloquear económicamente la isla caribeña cuyo régimen comunista lleva ya setenta años) que desempolvar los criterios de Ronald Reagan. Este no pudo terminar con el castrismo, hay que recordarlo.

Da la impresión de que Donald Trump se ha dejado de nuevo impresionar por el exilio cubano en Florida para desenterrar de nuevo la polémica ley de aquel senador USA que sólo veía a la pequeña isla como un enemigo. Tampoco puede afirmarse con justeza que la “apertura” llevada a cabo por el anterior presidente Obama haya logrado ni abrir el régimen a la libertad, ni mejorar el nivel de vida de los cubanos.

Lo que está claro es que de aplicarse la citada ley, que está por ver, los intereses españoles (hoteleros fundamentalmente) se verían afectados en negritud por la decisión presidencial norteamericana. Europa entera se ha puesto en pie.

Está por ver si ese clamor ablanda las posiciones de un inquilino de la Casa Blanca que no es capaz siquiera de haber aprendido algo de la historia y lo que es mucho peor: no sabe leer un mapa.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Acierta Globalia nombrando a Miguel Ángel Sánchez como director general?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...






Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies