NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Periscopio turístico

Llega con fuerza el turismo rural (para quedarse)

Ya no es algo que se escribía en el viento. Ya es una realidad, una alternativa, un hecho fehaciente. Al final de 2019 habrán utilizado alojamientos de turismo rural en España más de cuatro millones de personas (Instituto Nacional de Estadística). La cifra en sí dista mucho de la cifra global (82 millones) que mueve el sector en nuestro país, sí, pero marca una clara tendencia.

En determinadas comunidades autónomas el turismo rural se ha convertido en una fuente esencial de supervivencia. Especialmente en esos territorios que hemos convenido en llamar la “España vaciada” donde la única industria es el turismo. Según el INE el número total de establecimientos abiertos en el presente ejercicio en el conjunto nacional es de 18.000 y en aumento.

A la cabeza Castilla y León (3.610), el territorio más extenso de toda Europa con apenas 2.200.000 habitantes y en donde la industria tradicional en la mayor parte de sus nueve provincias brilla por su ausencia. Le sigue Andalucía (2.463) y 20.637 plazas. Después vendría la Cataluña interior (2.019 establecimientos) y 18.108 plazas. Aragón y Asturias les siguen.

Aunque no se puede generalizar, resulta evidente que la tendencia es al alza. Un turismo alejado del tradicional “sol y playa” que empieza a combinar otros elementos de gran atracción: rutas vitivínicolas, del aceite, campo abierto y montaña. Además, claro está, de la gastronomía y el patrimonio cultura y artístico.

Emplea a más de 30.000 personas, generalmente autónomos y empresarios de pequeña entidad pero a los que hay que tener muy presentes. Lo anterior no significa, de ningún modo, que el subsector turístico (rural) haya alcanzado su velocidad de crucero. La mayor parte de esos 18.000 establecimientos abiertos tienen un escaso índice de ocupación (una media del 4% anual) y necesitan un fuerte empujón de márketing. Pero pueden subsistir con poco.

Las administraciones, al menos hasta la fecha, apenas han dado importancia a esta modalidad de viajes y turismo. Pero también los responsables autonómicos y locales empiezan a percatarse de ello. Los emprendedores en los grandes hoteles rurales que se han abierto en la meseta sobre la base de antiguos conventos o castillos son alemanes, ingleses o franceses. Ven gran potencialidad. Otros llevan el sello netamente español como es el caso, sin ir más lejos, del Real Monasterio de San Zoilo en la localidad palentina de Carrión de los Condes con ocupaciones “full” durante muchos meses del año.

Después de muchos debates acerca del cambio de modelo turístico en España, ahí hay una vía de gran potencialidad e importancia. Insisto, para la propia supervivencia de algo que, por fin, parece preocupar a los dirigentes públicos.

Hay otro dato macro en el asunto que nos ocupa. Muchos de los turistas rurales repiten. Sino en la misma localidad y centro, sí en las zonas limítrofes o aledañas. Es un turismo barato en cuanto al precio de las estancias pero que al final deja dinero en viandas y gastronomía.

Determinados gobiernos regionales han comenzado ya a elaborar planes precisos para potenciar esta clase de turismo. Castilla y León, Andalucía, Aragón, Cataluña y Asturias se preparan ya para lanzar ofertas por doquier.

¿No habíamos sustanciado que hay que buscar y encontrar fórmulas para, llegado el caso, sustituir lo caduco o que periclita?

Turismo rural.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Te llaman de 2016 para que les devuelvas su noticia…..
El turismo rural lleva bastantes años consolidado. Lo que ha podido experimentar es un crecimiento considerable por el aumento de oferta gracias a su consolidación.
Me parece que tu campo no es el turistico….

Sí el turismo rural funciona es porque los pequeños autónomos trabajan para que sus alojamientos funcionen, aún hay una mentalidad en la que se piensa que tiene que ser más barato que un hotel, muchos alojamientos turísticos tienen una categoría, limpieza y estructura mucho mejor que muchos hoteles y hay que tener en cuenta que en un hotel tú dispones de una habitación y un baño, sin embargo en un alojamiento turístico dispones de toda una vivienda en perfectas condiciones. Y por supuesto no vamos a hablar de la atención personal.
La administración lo que hace es cobrar todos los impuestos que pueda sin preocuparse de las horas que puede meter un autónomo en preparar su alojamiento, esas horas de limpieza, de atención, de seguimiento, no te lo puedes desgravar como gasto, en ningún sitio figura, solo hay que pagar autónomos.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que un gobierno de coalición PSOE-Podemos favorecerá al Turismo?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...






Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies