NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Periscopio turístico

Se encienden, intermitentemente y a la vez, todas las alarmas

2019, como año turístico, puede no ser el final, sino el comienzo. Bien mirado, las alarmas que se encienden, de forma intermitente, eso sí, pueden ser el presagio de algo que sería una catástrofe para el conjunto de España y los intereses de sus gentes.

Dos tienen poco que ver con la determinación de nuestros profesionales, incluso autoridades: a saber, el Brexit y la recesión en Alemania, los dos países en los que históricamente nuestro país se ha nutrido de visitantes. Me parece que hay que tomar buena nota de las últimas noticias que llegan del coloso teutón que durante las últimas décadas ha sido la locomotora europea.

Porque el Brexit es algo descontado después de tanto tiempo mareando la libra en un inabarcable debate interno en el Reino Unido acerca de las intenciones de su pueblo. Algo que ha dejado a Europa sin aliento. Lo que realmente alarma a los más responsables de la cosa es que la recesión alemana, que ya es un hecho incontestable, termine por afectar de plano a las economías del Viejo Continente y muy especialmente a España por el impacto de su turismo en nuestras cuentas de resultados.

Estos son los dos principales marcos exteriores de preocupación para el turismo español en relación con Europa. Pero hay otros de índole doméstica que se pueden tocar con los dedos durante el verano 2019 y que son incumbencia exclusiva de todos nosotros.

Si a estas dos principales potencias europeas sumamos la quiebra técnica en otros países de nuestro entorno, iremos en busca de la tormenta perfecta. ¡No será porque no lo vayamos avisando! En estas circunstancias, los protocolos exigen precisamente una mejora general en precios, servicios, atenciones… Esmero, dedicación, trabajo, esfuerzo. En ocasiones, creo no se está haciendo todo lo que se debe. Ello cerraría el paso a los principales competidores y, sobre todo, apuntalaría las posibilidades de futuro.

PRECIOS CAROS, SERVICIOS DEFICIENTES

En este aspecto me parece de todo punto intolerable los servicios que se ofrecen en los puntos más destacados de las costas españolas aprovechando una cierta masificación de los mismos, es decir, donde la demanda es superior a la oferta. Baleares, Costa del Sol, Levante, etc… donde lo que se cobra es muy superior a lo que se ofrece. Así, mal vamos. Será pan para hoy, desde luego, pero hambre para mañana. Creo que el asunto no iba por ahí.

Ya sabemos que el derecho a la huelga es algo consustancial a un régimen de libertades. Nadie en su sano juicio osará poner en cuestión este derecho. Pero todo derecho termina donde empieza la libertad del vecino y, por supuesto, los intereses generales. Aeropuertos en caos, trenes varados, servicios públicos imprescindibles cerrados al albur de unos huelguistas que quiebran la confianza colectiva.

No voy a recordar aquí los sucesos político/terroristas de aquellos que van por la calle rompiendo lunas, averiando vehículos por doquier y dejando su huella inexportable por calles y plazas de nuestro país.

Llevamos mucho tiempo alertando sobre los peligros que acechan a la que continúa siendo la primera industria nacional. La que aporta el 12 por ciento al Producto Interior Bruto; la misma que da empleo a millones de personas y servicios a muchos millones más. Sabemos que no hay Gobierno y sabemos también que será difícil que lo haya. Pero los dirigentes políticos del Turismo siguen cobrando y nosotros pagando.

Ni siquiera han sido capaces de hacer unos pliegos decentes y razonables para que nuestros mayores puedan viajar este otoño e invierno y de paso evitar que se cierren hoteles y se pierdan miles de puestos de trabajo.

No estoy hoy precisamente optimista.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Sr. Palomo, por primera vez desde que leo sus artículos estoy al 100×100 de acuerdo con usted, no cuesta tanto ser objetivo en las valoraciones, nos tiene usted acostumbrados a ser totalmente partidista en sus análisis dada su postura política que todos conocemos, pero por una vez y en mucho tiempo o mejor dicho por primera vez para mi, le debo felicitar…. un saludo

y esto no ha hecho nada mas que empezar…se dara’ la la tormenta perfecta no lo dudeis!!

He echado en falta que se comentara, que tras muchos años de bonanza en el sector, sea por crisis de los competidores o por coyuntura del mercado, el sector no ha conseguido transformarse y se ha seguido creando trabajo precario. La culpa no es de los empresarios, sino de los partidos políticos, de absolutamente todos. Entre fondos de solidaridad e inversiones improductivas, seguimos a merced de los problemas de nuestros competidores para seguir creciendo, todo ello aliñado con el Brexit y con la cordura comercial del sr. Trump.

a ver cuando puede hablar de las verbenas que es lo que nos interesa

Que industria nacional ni que náá. Si los capomafiosos autonómicos hacen lo que quieren en éste y en todos los terrenos económicos y políticos con la anuencia de los políticos traidores de la Moncloa. Y además inspirados y financiados por los dueños de la colonia y por muchos políticos, partidos y sindicatos. Mira a los sindicatos de clase (ugt-ccoo) lo que hacen en Cataluña y Vascongadas. ¡¡ GIBRALTAR ESPAÑOL ; MALVINAS ARGENTINAS !!

¡Ya estamos!
Pues me parece bien que se haga una ley sobre la huelga. Ahora Ud. señor Palomo y los que apoyan esa idea deben dejar claro a priori como va a compensar la otra parte a los huelguistas frustrados en su derecho constitucional.
Porque cuando aparece una huelga suele ser dentro de una disputa en la que hay dos partes. ¿Van a ser siempre los mismos los malos?

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Le parece bien que Correos se ponga a vender viajes?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies