NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

La cadena aún confía en llegar a un acuerdo prejudicial

Meliá denuncia al ayuntamiento de Alaior por bloquear su complejo de Son Bou

La compañía seguirá intentando que el Ayuntamiento de Alaior reconozca la legalidad de la licencia de reforma de los hoteles de su propiedad

La cadena Meliá Hotels Internacional ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo contra  la suspensión temporal de licencias de reforma de los hoteles Milanos-Pingüinos en la zona de Son Bou decretada por el Ayuntamiento menorquín de Alaior.

Este recurso fue presentado en enero de 2019. No obstante, el grupo hotelero confirma que todavía no ha presentado la correspondiente demanda que tiene preparada, y cuyo plazo finalizará el próximo 8 de mayo. Hasta esa fecha, la compañía seguirá intentando que el Ayuntamiento de Alaior reconozca la legalidad de la licencia de reforma de los hoteles de su propiedad en Son Bou, que representará una inversión cercana a los 40 millones de euros en la próxima temporada baja. Afirman que es “un proyecto de referencia en las islas en materia de sostenibilidad, destinado a atraer a un turismo de mayor calidad durante más meses al año, y que el destino Son Bou y la isla de Menorca esperan y necesitan”, según han asegurado a preferente.com fuentes de la cadena hotelera.

El recurso de Meliá se produce tras la aprobación en la sesión plenaria de julio de 2018 de la suspensión temporal de la tramitación de licencias en la parcela de Son Bou en la que se encuentra el complejo hotelero que pretende reformar, según ha avanzado Es diari de Menorca. Esta medida cautelar mantiene bloqueado su proyecto de inversión de 40 millones de euros en los hoteles Milanos-Pingüinos. 

El procedimiento contencioso administrativo de Meliá Hotels está siendo tramitado por el Juzgado Contencioso-Administrativo número 3 de Palma, y el ayuntamiento de Alaior ha dado los primeros pasos preceptivos en estos casos, como la comunicación pública del mismo para que puedan comparecer y personarse las personas interesadas. La suspensión temporal de licencias en el ámbito de Son Bou donde se encuentran los hoteles se determinó ante las dudas municipales sobre el proyecto presentado por Meliá Hotels. La vigencia del acuerdo es de un año, es decir, hasta julio de este año o hasta la aprobación inicial de la revisión del planeamiento. 

La solicitud de licencia fue presentada a mediados de 2017, pero el hecho de que el proyecto no incluyera una significativa reducción del volumen de los hoteles y del impacto paisajístico generó una reacción adversa del consistorio. En julio de 2018 se anunció la suspensión temporal de licencias ante las dudas surgidas sobre la legalidad del edificio actual, que podía estar fuera de ordenación a ojos del consistorio. 

En septiembre del año pasado el Gobierno de Baleares emitió un informe en que validó la situación legal del complejo hotelero de Meliá Hotels en Son Bou. A partir de este momento, el equipo de gobierno se comprometió a levantar la medida cautelar en cuanto contara con todas las garantías técnicas para otorgar la licencia. Semanas después, a finales de octubre de 2018, Meliá advirtió que la demora estaba poniendo en riesgo el proyecto. 

El recurso a los tribunales es el último episodio de las desavenencias entre el ayuntamiento de Alaior, gobernado por el PP, y Meliá Hotels que durante este tiempo ha acusado al consistorio de “minar la imagen y credibilidad de la empresa”, además de ocasionarle inseguridad jurídica con una “demora injustificada de los trámites” que afecta a los plazos y a la rentabilidad del proyecto (Meliá acusa a un ayuntamiento de Menorca de intentar minar “la credibilidad” de la cadena).

La cadena siempre ha sostenido que su complejo hotelero no está fuera de ordenación urbanística como señala el ayuntamiento y recuerda que dichos hoteles, que no construyó Meliá, llevan 50 años sin ser cuestionados. Razón por la cual considera que la suspensión de licencias se ha ejecutado sobre “presunciones y subjetividades carentes de base legal”.

Meliá Hotels subraya que la rehabilitación del complejo Milanos-Pingüinos supone una inversión de 40 millones de euros y que el bloqueo supone para Alaior renunciar a un turismo de mayor calidad, creación de puestos de trabajo, además de un efecto multiplicador en la recaudación de impuestos y de riqueza en los comercios locales.

Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que el Imserso debe incluir a Latinoamérica?

Cargando ... Cargando ...






Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies