NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

La fuerte presión se concentrará en ciertas áreas

Malta ultima un crecimiento urbanístico compatible con su patrimonio histórico

La pequeña isla de Malta, en realidad dos islas, Malta y Gozo, están viviendo un ‘boom’ turístico como nunca habían conocido antes. Eso significa al final más construcción. Como en todas las áreas urbanas siempre se pueden edificar cinco alturas, la mayor parte de los núcleos urbanos de la isla están cambiando rápidamente su fisonomía por a presión constructora. Pero hay una solución que se está explorando.

Los promotores, integrados en la Malta Developers’ Association, se reunieron con el primer ministro de la isla, Joseph Muscat, y le plantearon la posibilidad de comprar esas alturas en los núcleos urbanos y cambiarlas por espacio para edificar en zonas especialmente habilitadas para ello. Así, la construcción se concentraría en pocos lugares. De hecho, algunas zonas de la isla tienen ya edificios altos, muy altos.

Esta no es una idea nueva, pero la respuesta del gobierno sí ha sido inesperada: Muscat dijo que le gustaba y que le parecía bien explorarla. Sandro Chetcuti, el presidente de los promotores, dijo a Times of Malta que un comité técnico había estado trabajando en propuestas para desarrollar esta idea, preservando el carácter de las ciudades y pueblos de la isla.

Stephen Farrugia, un ex-presidente de los arquitectos y antiguo director de la autoridad urbanística de la isla, dijo que esta es una idea que puede prosperar. En resumen, se trata de que los promotores compren el espacio en altura edificable en ciudades y pueblos y lo transfieran a lugares donde no hay elementos históricos o patrimoniales a proteger.

Al mismo tiempo, en una aproximación completamente diferente a la española, los promotores han pedido la autorregulación, de forma que sean ellos mismos quienes persigan a quienes no cumplan con las exigencias. El Gobierno de Malta en principio está de acuerdo, pero falta concretar el futuro.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Demasiada construcción, muy apelo tonada. Es incomprensible en un mundo actual. Además es un libertinaje en la construcción, se ve que hay dinero, el estado gana, los amigos ganan pero la estética, el orden y bien de la ciudadanía no se respeta no interesa. Solamente el dinero. MAL.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Acierta Globalia nombrando a Miguel Ángel Sánchez como director general?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies