NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Fue vendido por 27 millones en 2012

La familia Luksic reabrirá el hotel Adler de Madrid a final de año

La mayor fortuna chilena, la familia Luksic, reabrirá el emblemático hotel Adler de Madrid con BBVA como principal inquilino, tras cerrar un contrato de arrendamiento por tres plantas con un espacio cercano a 1.600 metros cuadrados, según informa Vozpópuli.

La inauguración se espera que se realice en el último trimestre de este año, ya que las obras aún están en una fase muy inicial. El hotel Adler se encuentra en una de las esquinas más estratégicas de la capital española, en la confluencia de las calles Velázquez y Goya, en el corazón del barrio de Salamanca. Los millonario chilenos adquirieron este edificio a la familia Vázquez, una de las sagas empresariales más importantes de Castilla y León, por 27 millones de euros, tal y como publicó ‘El Confidencial’ (La familia chilena Luksic compra el Adler de Madrid).

Los Luksic tendrán como inquilino al ‘enemigo de sus enemigos’, ya que BBVA instalará su oficina más grande de la capital española en las tres primeras plantas del hotel que está flanqueado por dos antiguas oficinas del banco Popular, que ahora ocupa el Santander. Los chilenos son uno de los más afectados por la caída del banco Popular, ya que perdieron algo más de 100 millones con la resolución del banco.

El hotel Adler estuvo regentado por la familia Vázquez, una de las sagas empresariales más importantes de Castilla y León, que lo convirtió en uno de los establecimientos con más abolengo y discreción de Madrid. En diciembre de 2012, la familia Luksic, la mayor fortuna de Chile y una de las más importantes del mundo, adquirió el inmueble por cerca de 27 millones de euros.

Sin embargo, Vázquez se reservó un derecho de compra durante cinco años y la gestión del hotel durante el mismo periodo, pacto que conllevó que, en un primer momento, solo percibiera por esta operación un beneficio de 8,4 millones de euros. Según El Confidencial, en diciembre de 2015, la familia Vázquez declinó ejercer su opción de compra con dos años de antelación y la vendió por 19 millones de euros, “en virtud del contrato firmado con Topland Investments”, según reconoce en su informe de auditoría la sociedad Iova, a través de la cual la familia leonesa controlaba el Hotel Adler.

El Adler, de cinco estrellas, fue inaugurado en el año 2000 y durante años fue uno de los hoteles más elegantes y lujosos de Madrid. Destacaba por su sofisticación y por su privilegiada ubicación en el corazón del barrio de Salamanca, rodeado de las grandes marcas de moda y muy próximo al Retiro y al triángulo del arte (el Museo del Prado, la galería Thyssen y el Reina Sofía). En su momento,  el hotel disponía de 45 habitaciones y suites a un precio de entre 300 y 500 euros por habitación

Detrás de Topland Investments está Sandypoint, una de las muchas entidades que conforman el imperio de los Luksic, cuya fortuna asciende a 12.100 millones de dólares (11.600 millones de euros), según ‘Forbes’, y cuyo buque insignia es Antofagasta, gigante de las minas de cobre, que cotiza en la Bolsa de Londres.

A pesar de que esta es su principal empresa, la familia Luksic también ha construido durante las últimas dos décadas un emporio hotelero, sobre todo en Croacia, donde se ha convertido en el principal operador del país a través de tres compañías: Adriatic Luxury Hotels, Plava Laguna e Istraturist.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que se debería regular los guías turísticos piratas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...






Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies