NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Batalla por el control de una región emergente

JetSmart, última entrada al mercado low-cost argentino

Junto a operadores nuevos, hay otros potentes, conocidos y sólidos que resistirán la que se avecina como una batalla dura
Norwegian, Indigo Partners, Avianca, Latam, y algunos recién llegados, protagonistas de la lucha en el Cono Sur latinoamericano

 

Navidades. En el Cono Sur latinoaméricano significa el inicio del verano. Y aprovechando ese momento, se presenta en sociedad JetSmart Argentina, una nueva aerolínea regional low-cost, hermana de la que ya abrió en Chile y de la que está operando en Perú. Su nuevo avión A320 comenzó a volar en estos días, preparándose para competir muy seriamente en lo que se anuncia será una batalla muy interesante que, por supuesto, va a acabar con víctimas.

JetSmart tiene detrás al Indigo Partners, el grupo propietario de Volaris en México, de Frontier en Estados Unidos y, sobre todo, de Wizz Air en Europa. O sea, un ganador allí donde va. Por lo que la compañía no tiene pinta de que vaya a tener problemas serios: sabe cómo va el negocio y tiene músculo financiero. Además, JetSmart no empieza de cero porque  ha comprado Alas del Sur, con lo que dispone ya de una red de servicios interesante, a los que habrá de adaptar a la cultura del low cost. Tomen nota: operará desde El Palomar, dato fundamental para entender la dinámica de todo esto.

En segundo lugar, están las aerolíneas que han irrumpido en Argentina en los últimos tiempos. La primera, FlyBondi; la segunda, Norwegian. FlyBondi lo ha hecho todo como toca: aviones estandar, cultura de low-cost en el sentido de buscar clientes nuevos más que robarlos a los demás y, tercero, volar desde aeropuertos baratos, como es el caso también de El Palomar. Y Norwegian. Norwegian también ha repetido su modelo europeo, aunque opera desde Aeroparque, en el centro de Buenos Aires, más caro, más saturado, más popular. 

Con más riesgos está Lasa. Lasa era una pequeña aerolínea que, ante la liberalización del mercado, ha decidido explotar las rutas del sur de Argentina, que conoce bien. Apenas tendrá presencia en el mercado bonaerense que es el que domina el país.

Y Andes. Esta aerolínea es una evolución de las existentes, que con sus MD cubre todo el país con un servicio que no destaca en ningún sentido, tampoco por su mala calidad.

Para que vean el fenómeno en Argentina: el país tenía cien aviones comerciales operativos. Hoy tiene 130 y se espera llegar a los 150 en breve. Por lo que, no lo duden, habrá víctimas de todo esto.

¿De quién eran esos cien aviones? Argentina tiene, desde siempre, una gran aerolínea que es Aerolíneas Argentinas. Es ineficiente, cara y da mal servicio, pero tiene el apoyo del estado. Tanto ella como Austral, su filial, que opera exactamente igual de mal. Pero no son empresas que vayan a caer fácilmente. Sobre todo porque hay mucho margen para crear viajeros en un país que vuela la mitad que Brasil, Chile o Colombia, que están más o menos a su nivel económico.

Menos aún pueden sufrir dos aerolíneas que llevan su tiempo operando en Argentina: Latam y Avianca. Latam es una compañía gestionada estupendamente. En realidad es la chilena Lan, que ha cambiado su nombre tras fusionarse con la brasileña Tam. Es una compañía muy profesional, conocedora del mercado, capaz de adaptarse. Pero, claro, viene de antes y tiene compromisos laborales difíciles de cambiar. La segunda operadora es Avianca, que es tradicional y acaba de irrumpir en Argentina. Avianca, la aerolínea colombiana, está pasándolo fatal por la crisis de su propietario. Sin embargo, es tan grande y poderosa, que United, la gran aerolínea americana está detrás, dispuesta a quedarse con todo.

Una parte de todo ese negocio, además, está compartido con aerolíneas regionales. Es el caso de Amaszonas, que se ha desarrollado para ocupar buena parte del mercado de Paraguay, Bolivia y Uruguay, con ramificaciones a otros países, o Gol, la brasileña con gran presencia en Argentina.

Es indudable que no todos podrán salir adelante. Sin embargo, la batalla queda planteada, sobre todo entre los grandes: Latam, Avianca, Flybondi, Norwegian y JetSmart. Que Aerolíneas Argentinas sólo puede perder es también evidente. Que Lasa y Andes son candidatas a tener problemas, también.

La batalla, pues, en los próximos meses.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que Thomas Cook se salvará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies