NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Iniciativa impulsada por tres estudiantes

Delta: demanda por verter 57.000 litros de combustible sobre escuelas y ciudades

Tres estudiantes de Pioneer High School en Whittier, Los Ángeles, han demandado a Delta Airlines después de que uno de sus aviones vertiese combustible sobre su campus y otros suburbios del condado de Los Ángeles. Esta es la segunda demanda contra la aerolínea desde que el pasado 14 de enero un vuelo de Delta vertiese 57.000 litros de fuel sobre ciudades y escuelas del condado, según publica New York Post.

Los tres estudiantes aseguran que han sufrido irritación de piel, náuseas y estrés emocional tras el suceso. Acusan a la aerolínea de negligencia y reclaman una indemnización por los daños sufridos y los gastos médicos y legales que les ha supuesto el incidente, como informó preferente.com (60 heridos después de que un Boeing 777 rociase combustible sobre seis colegios).

El vuelo 89 de Delta Airlines que se dirigía a Shangai tuvo un problema nada más despegar. El avión vertió gran parte del combustible para aligerar su peso antes de realizar un aterrizaje de emergencia en el Aeropuerto Interncional de los Ángeles (LAX) solo 25 minutos después de despegar. El problema es que la maniobra, que debe hacerse sobre zonas no habitadas o sobre agua y a grandes altitudes para que el fuel pueda dispersarse antes de caer a tierra, se realizó sobre escuelas y ciudades como el sur de Los Angeles, South Gate, Downey, Whittier y Cudahy. Un total de 60 pacientes fueron atendidos por las molestias, entre ellos 20 niños y 11 adultos de la escuela elemental de Park Avenue en Cudahy.

La indignación con el piloto y la aerolínea ha ido in crescendo porque consideran que se trata de una negligencias por no seguir el protocolo aéreo y porque ha trascendido que los controladores sondearon al piloto sobre la necesidad de liberar fuel antes de aterrizar, pero él lo descartó y apenas veinte minutos después comenzó a verter 57.000 litros de combustible sobre zonas urbanas y colegios.

Días después del suceso, cuatro maestros de Park Avenue demandaron a la compañía. Ahora los abogados de los tres nuevos demandantes advierten de que el suceso podría haberse evitado “Delta y su tripulación del vuelo 89 tenían la obligación de notificar al control del tráfico aéreo cualquier necesidad o intención de descargar combustible para aviones durante un vuelo, y sabían o debían saber que el avión estaba demasiado bajo para descargar combustible de manera segura”, ha señalado un abogado de los demandantes que asegura que este incidente “pone en duda si esta negligencia se extiende a las políticas y protocolos de Delta”.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Comentarios

Noticias relacionadas

LAX


Encuesta

¿Cree que la ITB se verá mermada por el coronavirus como el Mobile?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies