NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

La aerolínea reduce un 12% su previsión de beneficios

Ryanair: las huelgas obligan a cerrar dos de sus bases

Ryanair cierra el ejercicio con unas ganancias de entre 1.100 y 1.200 millones de euros, frente a la banda inicial de entre 1.250 y 1.350 millones de euros
La irlandesa cierra la base de cinco aviones en Eindhoven, la de dos aviones en Bremen y reduce a tres la base de cinco aeronaves en Niederrhein

Ryanair ha reducido en un 12% su previsión de beneficios para el presente ejercicio fiscal debido al aumento de los precios del combustible y las pérdidas ocasionadas por la oleada de huelgas de pilotos y tripulantes de cabina que está sufriendo la aerolínea en toda Europa. En consecuencia, la irlandesa ha anunciado el cierre de dos bases en los Países Bajos (Eindhoven) y Alemania (Bremen), además de la reducción de sus rutas en Niederrhein (Alemania), según informa la empresa en un comunicado remitido a este digital.

El tráfico y las tarifas del segundo y tercer trimestre fiscal bajarán como resultado de las huelgas a las que se ha tenido que enfrentar la compañía aérea, que ha obligado a la aerolínea a reducir las reservas de octubre y navidad, debido al miedo por parte de los pasajeros a que ocurran “futuras jornadas de paros”. “Hemos operado con éxito más del 90% de nuestros vuelos durante las jornadas de paros establecidas por los sindicatos. No obstante, la confianza del cliente se ha visto afectada, sobre todo en los períodos de octubre y navidad”, declara Michael O’leary, CEO de la compañía (O’Leary acusa a sus competidores de maquinar las huelgas de Ryanair).

Ryanair recortará en un 1% su capacidad para la temporada de invierno de 2018, a partir del lunes 5 de noviembre. En consecuencia, se cerrará la base de cuatro aviones en Eindhoven y la de dos aviones de Bremen. En Eindhoven las rutas continuarán en aviones basados en el extranjero y en Bremen los vuelos continuarán en aeronaves no alemanas. Además, la base de cinco aviones de Niederrhein se reducirá a tres. La irlandesa prevé cerrar el actual ejercicio, que abarca el periodo comprendido entre el 31 de marzo de 2018 al 31 de marzo de 2019, con unas ganancias de entre 1.100 y 1.200 millones de euros, frente a la horquilla inicial de entre 1.250 y 1.350 millones de euros (El alza del crudo sigue lastrando a los tres gigantes aéreos europeos).

Estas previsiones no incluyen las pérdidas ocasionadas por la compra de Laudamotion, unos 150 millones de euros. La factura de combustible será de aproximadamente 460 millones de euros más que el año pasado, 30 millones por encima de lo previsto inicialmente. Asimismo, la aerolínea capitaneada por Michael O’Leary no descarta que se convoque una nueva jornada de paros, lo que supondría un recorte adicional a la ya actual pérdida de invierno (Ryanair deja en tierra este viernes a 30.000 pasajeros por la huelga de TCP).


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Tiene mas bien pinta de limitar el numero de trabajadores a los que tendrán que tener con contratos locales. Esas bases están todas muy cerca de UK-Irlanda, y los vuelos los pueden hacer con aviones y tripulaciones basadas en UK, o continuar sirviendo los destinos haciendo rutas en W desde UK-Irlanda.
Seguro que a los que les chapan la base y los mandan a UK, ahora les parece que lo de las huelgas fue una muy mala idea. Asi es este negocio, se ve que algunos son demasiado jóvenes y han visto poco movimiento.

Tienes toda la razón, ahora que le agradezcan al sindicato sus estupidas solicitudes de poner de negociador a un piloto de KLM. Ahora ya no tendrán que negociar desgraciadamente, pero como bien dices la inexperiencia provoca este tipo de cosas.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que Turismo debe estar en otro ministerio teniendo más peso?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies