NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

El caos del 737 Max está distrayendo al fabricante

Presión para que Boeing decida si hará o no el modelo 797

United Airlines, la segunda aerolínea más importante de Estados Unidos, ha exigido a Boeing que facilite detalles de su futuro avión 797
United tiene que reemplazar 130 de sus más antiguos aviones Boeing 767 y 757, que emplea en una variedad de vuelos nacionales e internacionales

 

United Airlines, la segunda aerolínea más importante de Estados Unidos, ha exigido a Boeing que facilite detalles de su futuro avión 797 y sobre su decisión de construirlo, antes de tomar una posición sobre la adquisición de nueva flota de rango medio. El aviso de United es extremadamente importante porque United es una aerolínea que utiliza primordialmente aviones Boeing, especialmente en los aviones medios y grandes y Boeing no puede permitirse perder a quienes le han sido históricamente fieles.

Recientemente, Japan Airlines, un cliente de siempre de Boeing, hizo una compra de Airbus, lo que ha sido considerado un doble fracaso porque implica un gran riesgo de perder a un cliente.

United tiene que reemplazar 130 de sus más antiguos aviones Boeing 767 y 757, que emplea en una variedad de vuelos nacionales e internacionales. Busca, pues, un avión de rango medio, que sea eficiente en consumo. Ahí es donde encaja perfectamente el Airbus 321, especialmente el XLR, un modelo que está suponiendo un boom de ventas desde su presentación en el último salón de París.

Boeing, sin embargo, no tiene un modelo alternativo, aunque se ha publicado que contempla construir el modelo 797, del que aún no se ha establecido si será o no rentable y, por ello, no hay una decisión tomada. El 797 es conocido como NMA, por “new midmarket airplane” (nuevo avión de mercado medio). 

Gerry Laderman, el director financiero de United, dijo que “querríamos alguna claridad por parte de Boeing, de forma que podamos tomar decisiones. Aún tenemos algo de tiempo” añadió. 

Los expertos en aviación están preocupados por la decisión de Boeing de encargar a Mark Jenks, el responsable del NMA, solucionar los problemas del 737 Max. Eso deja a Mike Sinnett, hasta ahora encargado de la estrategia general de producto, al frente del NMA. Todo se interpreta como que el 797 o NMA está paralizado, mientras el A321 XLR avanza en sus ventas y penetración de mercado, incluso sin haberse empezado a fabricar (Boeing: la crisis del 737 Max le deja un agujero de 4.549 millones).


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree acertado que el gobierno balear viaje a Alemania para pedir menos cruceros?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies