NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

crónica fin de semana

O’Leary y Ryanair afrontan la mayor crisis de la compañía

Además del coste económico de todas las cancelaciones, ha dejado de competir por Alitalia y pierde una gran oportunidad de crecer
El viernes, por la presión británica, la aerolínea aceptó hacerse cargo de todos los efectos sobre el cliente de las cancelaciones de sus vuelos hasta marzo

Se trata de la primera crisis verdaderamente seria que afronta la primera aerolínea europea, Ryanair. Tras 25 años volando por los cielos de Europa, siendo criticada incansablemente por su estilo absolutamente agresivo e irrespetuoso con los clientes, esta es su primera gran crisis, entre otras cosas porque sólo Ryanair es responsable de la misma. Empezó con un humilde comunicado publicado un viernes, anunciando que se suspendían algunos vuelos para resolver un problema de puntualidad, y está acabando por causar daños significativos en la compañía. Un efecto directo, ya irreversible e inevitables es que todos los planes de entrar en el mercado de vuelos de largo recorrido quedan aparcados sin fecha, toda vez que Michael O’Leary, ante el desastre que tiene organizado, ha tomado la decisión de no presentar oferta alguna para comprar Alitalia, concurso en el que, con Lufthansa, tenía posibilidades de salir triunfador.

 

ryan2_1708569cLos daños no acaban aquí. En primer lugar, aparcar 25 aviones todo el invierno es un perjuicio económico adicional, dado que además de tener que pagar sus costes, estos aviones no producirán ingresos y, encima, habrá que pagar a los clientes lo que estos hayan gastado. En segundo lugar, hay que resolver en profundidad el problema de la falta de pilotos, porque además Boeing sigue entregando aviones con la cadencia fijada en los acuerdos con su cliente. Y eso, ya sabemos, sólo se arregla con dinero fresco, lo cual puede romper el modelo de relaciones económicas entre la aerolínea y los pilotos, la ‘bestia negra’ de todo gestor aeronáutico.

 

Pero este viernes vimos un nuevo episodio difícil para la compañía, sobre todo en el frente de la imagen. O’Leary tuvo que aceptar hacerse cargo de todos los gastos que los viajeros hayan tenido asociados a los vuelos cancelados, y recolocarlos en otras compañías, asumiendo un coste que hasta puede triplicar el original. ¿Se ha vuelto humana y comprensiva la compañía irlandesa y su director general? No, por supuesto. Lo que ha ocurrido es que Andrew Haines, el director general de la Agencia británica de Aviación Civil (CAA, por sus siglas en inglés), el organismo regulador de la aviación en Gran Bretaña, manifestó públicamente que estaba hartándose de cómo Ryanair le estaba tomando el pelo y le dio de plazo hasta ayer viernes por la tarde para que asumiera inequívocamente y que publicara en su web, bien visible, que pagaría todos los gastos complementarios en los que hubiera incurrido el viajero en su vuelo cancelado, así como indicar el método para recolocar al viajero en otra compañía. Porque, hasta ayer mismo, los viajeros que hablaban con el servicio de atención al cliente de Ryanair eran objeto de verdaderas tomaduras de pelo, como es habitual en esta y muchas otras aerolíneas. La amenaza del regulador del primer mercado en el que opera Ryanair acabó ayer mismo con la tontería y puso a O’Leary donde tenía que estar. O sea, desde ayer, los viajeros cuyo vuelo se cancele tienen derecho a cobrar el cien por ciento de los gastos de hotel, coche de alquiler o cualesquiera otros que hubieran tenido, salvo que la compañía les ofrezca un nuevo vuelo con un competidor y pague por ello. Además, por supuesto, de la indemnización prevista en el reglamento 261 de la Unión Europea. Estas cantidades son bastante más importantes que las inicialmente estimadas por Ryanair, por supuesto.

 

Observen que mientras los británicos amenazaron seriamente a Ryanair, en España sólo hemos hecho el ridículo. El ministro de la Serna dijo que seríamos contundentes, como si la legislación española previera un tratamiento contundente y uno no contundente para los infractores de las normas; y añadió que iba a pedir a la Unión Europea que modifique el reglamento de la aviación para poder sancionar a la irlandesa. Ni qué decir tiene que nadie puede aprobar un reglamento –cuando eso llegara a ocurrir, o sea en una década o así– con efectos retroactivos. El ministro también dijo a los ciudadanos que no paguen ningún gasto de gestión a Ryanair por el cambio de los billetes, sin explicar qué hacer si la compañía lo exige, si denunciar, no cambiar el billete y perder el dinero, si llamar al ministerio o qué. Supongo que nadie se habrá molestado en pasarle a O’Leary la amenaza española, porque nadie en Dublín distrae al jefe con tonterías así. Sin embargo, sí que O’Leary se cuadró ante la amenaza británica, fundada en la constante y absoluta tomadura de pelo de la aerolínea a sus clientes.

 

Sin embargo, pese a todos estos costes adicionales, es incluso posible que Ryanair siga siendo en 2017 la compañía más rentable de Europa. Tal es la distancia con el segundo, que puede perfectamente mantenerse como líder. Y también es posible que no pierda muchos clientes porque, según los estudios de mercado, más del 65 por ciento de los viajeros elige su aerolínea en función del precio del billete, siempre que la seguridad esté razonablemente garantizada. Y en eso, Ryanair no parece que vaya a tener problemas inmediatos.

 

Lo que sí se ha llevado por delante esta crisis es todo lo que Ryanair había ganado en imagen en los últimos años. Y deja a la aerolínea en una pésima situación para afrontar los previsibles conflictos que se generarán con la introducción de su nueva política de maletas, desde el uno de noviembre, que hace que quien no paga un plus no pueda llevar su maleta de mano en cabina.

Igualmente, el daño en sus finanzas y en su proyecto se notará a medio plazo en la solución que se aplique a los pilotos y, por supuesto, en que ha perdido la oportunidad para crecer en vuelos internacionales, dado que su proyecto con Alitalia –tal vez incluso también con Air Berlín– hubiera sido interesante. Será bastante peor si quien finalmente se lleva una parte de estas dos compañías es Easyjet, su gran rival británico.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados
unosesorprendedepocascosasenestepais
Y los políticos españoles…¿dónde están?, ¿qué hacen por el consumidor?, mucho bla, bla, bla…., ni están ni se les espera. Al consumidor pateado que le den… Bravo por el regulador británico, aquí seguiremos mirando desde la barrera, y que cada cual se busque la vida. ¿El Ministerio de Fomento a través de AESA, o de quien sea, va ha hacer… Leer más »
El verdadero problema de Ryanair no es este… es el nuevo sistema de asignación de asientos. Este problema de cancelaciones, como ya tuvo Vueling, con los meses se arreglará (con un alto coste para la compañia, está claro). Pero ahora, para cobrar más, separan a las personas que reservan más de un asiento si no pagan extra. Esta política se… Leer más »

La única solución es cerrar esta compañía y el resto que funcionan con su misma estrategia. Y ahora en Europa son bastantes. Si, si, Iberiaexpress y Vueling estarían entre ellas.

No nos olvidemos de Air Europa Express que es otra copia de Ryanair, la cual se quedará sin tripulantes como no mejore las condiciones actuales.

Lo de las autoridades españolas es un canteo. Han inflado económicamente a esta compañía con subvenciones desorbitadas, perjudicando a las líneas aéreas Españolas y sus empleados. A cambio de dar pasta a ratanair fijo que se han llevado un pellizco, ahora no les pueden meter mano porque e Sr O’leary tira de la manta. Vergüenza de país. Nos toma el… Leer más »

Vueling es realmete repugnante…..
Asco de compañía y contratos.
Asco de base parís, y Roma
Asco de TRIs que cobran a precio de oro mentras el resto manduca las sobras por una palmadita en la espalda….

pues va a tener razon Lluis. El problema no es la flta de pilotos
Lluis es un pasajero encantado con ryan y las “low”. Da una idea de la causa final de los problemas que tiene esa compañia y que sufren los pasajeros. Seguramente Lluis tiene razon. La gente que acude a estas compañias lo hacen porque les han convencido de que pagan menos y ni se molestan en comprobarlo ni por lo que… Leer más »

Si eres amante (que bonito, todo lo que sea amar es bello) del low costa, espero que lo seas en su totalidad, me explico, de pagar los cost y de cobrar low cost.
Vamos, lo que viene a ser un trío, eso sí, con mucho amor.
Viva el amor

La politica española en cuanto a la aviacion es hacer aeropuertos y exprimir al maximo a los que trabajan en las concesiones que estos mismos dan, no se preocupan de absolutamente nada. Solo hay que coger el libro gordo de petete de la iata en cuanto a mercancias peligrosas y ver las modificaciones que se piden en España y por… Leer más »

Yo siempre viajo por precio y no por empaque ,sinceramente y tras muchos viajes no veo donde esta la diferencia que existe entre una low cost y otras compañías,para mí el que anden vendiendo lotería me da igual ,la tripulación me parece similar así como los aviones.Si alguien me dice donde esta la diferencia se lo agradecería?

Yo tampoco veo la diferencia. Coged una Iberia que se supone que no es low cost, y la comparamos ahora con una Wizz Air que si lo es. – En las dos pagas por comida o bebida. – En las dos pagas por llevar maleta. – En las dos vas al mismo destino. – En Wizz Air hay mas espacio… Leer más »

Iberia dejó hace mucho tiempo de ser un referente, es una low cost mas y no de las buenas. Elige otra aerolina que no ofrezca un servicio que no sea low cost para tu ejemplo.. digo yo.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que al Gobierno debe ser más claro y apoyarse más en los líderes turísticos?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies