NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Crónica sobre una figura ya histórica

Luis Gallego: ¿Es tan bueno como dicen el que acabó con los Hidalgo?

Solo se le puede restar mérito porque su etapa ha coincidido con los de una gran recuperación económica
Con una inusual falta de ego para lo habitual en esas alturas en la Iberia del pasado, su primera victoria fue tras llegar a un sorprendentemente rápido acuerdo con los sindicatos

Luis Gallego ha concitado una unanimidad de reconocimiento que nunca antes tuvo otro presidente de Iberia. Para la mayoría, estos elogios son proporcionales a sus logros, a tenor de cómo encontró la aerolínea cuando se puso al mando, y a cómo la deja. Cuando se le eligió para pilotar a un “zombi”, como él mismo la llamaba, nadie se imaginaba que un ejecutivo con un carisma limitado podría situar a Iberia donde está hoy, como dueña absoluta de Barajas una vez absorba a Air Europa.

¿Es tan bueno como dicen el directivo que acabó con los Hidalgo? El único motivo de peso por el que se le puede restar mérito es que los años en los que ha estado al frente de Iberia han coincidido con los de una gran recuperación económica en España, tras cinco años de crisis terrible que llevaron a que la aerolínea llegara a perder hasta un millón de euros al día, y que además de carecer de un plan de futuro, su gran competidor de Globalia le hubiera adelantado en juventud y eficiencia de flota.

Con una inusual falta de ego para lo habitual en esas alturas en la Iberia del pasado, su primera victoria fue tras llegar a un sorprendentemente rápido acuerdo con los sindicatos, con quienes sus predecesores se las habían tenido tiesas. Y un paso decisivo más en ganarse el respeto de su gente fue cuando renunció a 600.000 euros de su bonus, porque le parecía incoherente llevárselo mientras le pedía sacrificios a su plantilla. Pocas personas en el mundo son capaces de rechazar una cuantía así solo por moral.

Una vez su autoridad se hizo incuestionable, se mostró agresivo como ningún otro contra su archirrival Air Europa, y llegó a decidir que había que hacer todo con tal de mermarla. Y por eso tomó la inaudita de medida de entrar a competir en el Imserso, con la meta suprema de minarla aún que le supusiera pérdidas a corto plazo. Su nueva Iberia no se iba a dejar achantar por los modales públicos y artimañas en privado de los dueños de Globalia. 

En el ámbito del producto, el servicio y las operaciones, lideró una ambiciosa renovación de flota para reducir la distancia con una Air Europa que ya iba a recibir sus primeros Dreamliners, mientras Iberia seguía con los cuatrimotores A340, sin haber pasado antes por el paso previo de los A330 antes de llegar a la nueva generación de los A350. Y entretanto, su gran orgullo fue que la aerolínea se convirtiera en la más puntual del mundo.

Hoy, Iberia ha logrado hitos impensables tiempo atrás para una aerolínea de su tipo, como ser el pasado año la que más creció de IAG, y lo más sorprendente es que se convirtió en la que mejor ocupación registró de todo su conglomerado, incluso por encima de una low cost de corto radio como Vueling. Con todo ello, como reveló preferente.com, y lo más importante para cualquier empresa, es que en su etapa Iberia ha pasado de registrar 658 millones de pérdidas anuales a lucir 437 millones de beneficios (El legado de Gallego: de 658 millones de pérdidas a 437 millones de beneficios).

La guinda de su mandato en Iberia tenía que ser quedarse con la cuota de Air Europa, y desde hacía un par de años venía insistiendo en el aspecto estratégico de que Barajas era el único de los cinco grandes hubs europeos donde dos aerolíneas se canibalizaban. Nadie imaginó que este planteamiento acabaría derivando en que, tras una madrugada de domingo en el chalet de los Hidalgo en Puerta del Hierro, se acabaría cerrando la mayor transacción de aviación española por mil millones en efectivo.

Desde hacía un tiempo, Luis Gallego se había convertido en la niña de los ojos del todopoderoso Willie Walsh, de igual modo que lo era Álex Cruz. El futuro CEO de IAG supo tragar sapos para negociar con un perfil tan diferente al suyo como el de los Hidalgo. Y se llevó el gato al agua con una operación por la que su grupo seguramente habría pagado más de lo que pactó desembolsar.

Cualquiera que hubiera logrado esta hoja de resultados sería una celebridad en su país, como son los otros excéntricos líderes de la aviación como Michael O’Leary o el propio Walsh. Pero Gallego representa un prototipo de persona normal, de español con apariencia de ser del montón, apenas dicharachero, con una imagen que hace que incluso se dude de si es tan bueno, pese a que ha conseguido convertirse en el español más poderoso de toda la historia de la aviación, que va a tener a su cargo a más de 600 aviones cuando absorba a Air Europa. Una figura, por lo tanto, ya histórica y brillante, embutida en una personalidad discreta y humilde.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Si acabar con los Hidalgo es soltar 1000 kilos, tampoco hay que estudiar mucho!!

Jajaja yo todavía me estoy descojonado

La estrategia de IAG siempre fue la de cargarse la competencia, no de dar un buen servicio, no es algo nuevo.

Ya veremos qué pasa al final con la compra de Air Europa… igual hay hasta sorpresa final.

Ya te gustaría,seguro que prefieres que se la hubiese quedado Air France,como siempre pensando en como cargarse el hub de barajas……..

La verdad, me da igual quien la compre. Que la compre quien sea. De lo contrario no sobrevivirá

Se va porque no pudo con Plus Ultra.

No acabo con los Hidalgo, les soltó 1000 millones y les encasqueto a Pedro M., Laura F., L. L, y H. C… para que la desmantelaran antes. Ah y estos han sido gratis.

Bueno, es una forma de verlo. Otra podía ser que compró barato teniendo en cuento la rentabilidad de oportunidad en carga de trabajo que repartirá convenientemente entre sus filiales y los aparatos con lo que va a contar. Lo que es claro es que a los vendedores le ha vuelto a florecer la flor esa que tienen en.

Enhorabuena para este español.
Y de rebote enhorabuena para sus conciudadanos que como viene siendo común no reconocen al profeta en tierra propia. Nada raro, otro mas a sumar.
Bajando a un nivel diferente si que habría que dejar notar esa curiosa circunstancia por la que Iberia no sabe encontrar lo que ahora llaman “talento” dentro de la propia organización.
Resulta que llega gente de entidades menores con aura de talentosos y desplazan a los que no han necesitado estar en entidades inferiores porque desde el principio tenían capacidad para acceder directamente a la primera división.

Es el mejor empresario del mundo de la aviación que tiene y tendrá este país en mucho tiempo,un tipo sincero con una gran inteligencia y que te hace sentir importante cuando trabajas con él,en definitiva un líder con mayúsculas.Enhorabuena Luis!!!

Gallego es la Marioneta de CCOO

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que las autoridades permitirán que Iberia absorba a Air Europa?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies