NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

El Gobierno quiere endurecer las restricciones por el coronavirus

Los británicos ven amenazadas sus vacaciones de verano

Todos los indicios apuntan a un deseo feroz de los británicos por volver al Mediterráneo a tomar el sol sin brumas
Se quiere aplicar el modelo australiano: todo viajero que llegue al país deberá traer una prueba PCR e ir a un hotel para realizar cuarentena

La portada de este martes del periódico de más ventas del país, The Sun, resumía perfectamente lo que se empieza a ver: “Volverá a ser Bognor, cariño”. Bognor Regis es una zona turística inglesa, en el sur del país. Una de las tantas a las que los ingleses acudían a veranear antes de la aparición del avión. Tienen poco sol, poco calor y sus playas no son comparables con las del Mediterráneo, aunque en el caso de Bognor Regis se salvan. En una ventana en la parte inferior derecha de la noticia otro titular dice “Las vacaciones en el extranjero, amenazadas”. 

Todos los indicios apuntan a un deseo feroz de los británicos por volver al Mediterráneo a tomar el sol sin brumas. Pero también las noticias empiezan a ser cada vez más pesimistas. ¿Por qué?

El Gobierno está dispuesto a aplicar en el país el modelo australiano, mientras haya riesgos de que la epidemia pueda volver a expandirse. El modelo australiano, explicado ampliamente por los medios de comunicación ingleses, y que el gobierno admite que está a punto de introducir, consiste en lo siguiente: todo viajero que llegue al país, no sólo tendrá que venir con una prueba de PCR negativa sino, además, al llegar, tendrá que ir obligatoriamente a un hotel del que no podrá salir en absoluto. Después de dos semanas en ese hotel, pagándose de su bolsillo el alojamiento y la comida –y probablemente también los vigilantes–, tendrá absoluta libertad para moverse por el país.

Lo único que se discute en el seno del gobierno es si ese régimen se aplicará sólo a los viajeros procedentes de todos los países, como defiende el ministro de Sanidad, o sólo a quienes procedan de zonas ‘rojas’ que hoy son casi todas las del mundo, exceptuada Australia, Nueva Zelanda y algún otro lugar más.

Así es que todo el mundo del turismo entiende que un viaje con 1.300 euros de alojamiento incluido a la llegada al país no es aceptable para pasar el verano, por lo que la impresión más general es que el verano 2021 también está muerto.

Los británicos siguen con su velocísima vacunación. Este lunes vacunaron 420 mil personas, con el objetivo de llegar a los 15 millones de vacunados el 15 de febrero.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas




Encuesta

¿Está a favor del pasaporte de vacunación europeo?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...




Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies