NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Recaudaron 360 dólares entre los pasajeros

La primera aerolínea polaca pide dinero al pasaje para reparar el avión en China

Los tripulantes del avión se dirigieron a los pasajeros para saber si alguien disponía de este dinero para aportar y permitir que el avión pudiera volar de regreso

Los pasajeros de un avión polaco de la compañía más importante del país tuvieron que pagar de su bolsillo la reparación de la aeronave en el aeropuerto de Beijing, para que el avión pudiera regresar a su país. El personal de cabina del avión tuvo que pasar por el desagradable trago de pedirle a los pasajeros que pusieran dinero para pagar una reparación del avión, para que el avión pudiera despegar.

Se trataba de un vuelo regular entre Beijing y Varsovia, el pasado 12 de noviembre. El avión era nada menos que el Dreamliner, un avión ultra moderno, al que se le rompió el mecanismo de bombeo hidráulico. Por ello, el avión tuvo que estar diez horas en un hangar, hasta que fue reparado por técnicos cualificados.

Los trabajos fueron llevados a cabo por técnicos cualificados que, por alguna razón no aclarada, exigieron el pago en efectivo. Eso llevó a los empleados de LOT a una situación insólita: ellos no disponían de dinero en efectivo para pagar la reparación. La cantidad adeudada no era espectacular, apenas unos 360 dólares, o unos 2.500 yuanes chinos. Pero había que pagarla.

Según informa, con cierta vergüenza, la televisión polaca, los tripulantes del avión se dirigieron a los pasajeros para saber si alguien disponía de este dinero para aportar y permitir que el avión pudiera volar de regreso. Cuatro viajeros finalmente aportaron ese dinero, por lo que la empresa china que llevó a cabo la reparación permitió que el avión despegara.

LOT devolvió el dinero a los pasajeros en Varsovia, incluso antes de que descendieran del avión. El portavoz de la compañía polaca, Adrian Kubicki, dijo a la prensa que el culpable de este desaguisado es el representante de la compañía en Beijing, que debería llevar consigo dinero en efectivo y una tarjeta de crédito para hacer frente a estas contingencias. “En ningún caso se puede justificar que hayamos tenido que pedirle dinero prestado a los pasajeros”, dijo el portavoz de la compañía en una muestra de sinceridad y de reconocimiento de lo obvio.

No obstante, LOT considera que la empresa que llevó a cabo las tareas de mantenimiento del avión en China debería haber aceptado transacciones sin dinero porque esta es la práctica habitual en este entorno comercial.

LOT, además de reembolsar el dinero inmediatamente, regaló también algunos billetes de avión a los generosos pasajeros, como indicador de su gratitud.

No es la primera vez que sucede algo similar. En 2012, un avión de Air France, que había sido desviado en su ruta a Beirut, en ese momento en pleno conflicto, aterrizó en Siria donde no pudo hacer frente al importe en efectivo del combustible, requiriendo a los pasajeros su ayuda. En otra ocasión, la compañía española Canáfrica hizo lo mismo en un vuelo en África.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Imaginaros esta noticia pero con Ryanair…… arderia troya!

está la vida “mu mala”

Eso es porque los Chinos saben cómo se las gasta LOT, debe ser viejos conocidos.

Nada de transacciones, me pagas en cash ahora o nada.

Como representante en México que fuí de LOT, entiendo la situación pero no acepto que los mecánicos chinos hayan exigido pago en efectivo y, aunque no se menciona, de seguro sin ofrecer la factura correspondiente. El problema nunca debió ser resuelto por los tripulantes, sino por el representante de Lot en Beijing que cuenta con una tarjeta de crédito de la empresa para pagos de combustible y otros, como el de este caso.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree acertado que el gobierno balear viaje a Alemania para pedir menos cruceros?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies