NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

La batalla más enconada de la aviación española

Hidalgo e Iberia: de querer comprarla a acabar vendiéndole Air Europa

La batalla entre Juan José Hidalgo contra Iberia ha sido la más enconada de la historia de la aviación española. El presidente de Globalia las tuvo tiesas también contra Spanair y los ‘Geos’, pero ninguna pugna superó en dureza a la que mantuvo con la otrora línea de bandera. El dueño de Air Europa intentó en dos ocasiones comprar a su rival, aunque desde que Iberia fue absorbida por IAG y recuperó su brío, el salmantino fue quien trató de vender su aerolínea.

Hidalgo irrumpió a principios de los noventa en los vuelos regulares en España, convirtiéndose en el primer operador privado de un mercado recién liberalizado. Air Europa no paraba de crecer, gracias a una gestión privada más ágil que la pública, y a no tener cargas de flota y de costes del pasado. Iberia, en contraste, sufría al no estar acostumbrada a una competencia en su propio país, y a que sus dueños no eran expertos de aviación.

Air Europa, beneficiada por una red de distribución apuntalada por su propia agencia Halcón y turoperador Travelplan, y al calor de los años buenos económicos de 1992 y sucesivos, se plantó en 2001 con la intención de absorber a su rival. Para ello tenía preparada una opa de exclusión de acuerdo con el entonces presidente de Iberia, Javier de Irala, y su consejero delegado, Ángel Mullor, pero el día de la firma ambos informaron a Hidalgo de que se debía aplazar. 

En su segunda tentativa, en 2007, también se truncó la operación el mismo día de su anuncio. Hidalgo contó que la estrategia de compra de ese año fue “distinta” a la de 2001 y explicó que en aquel momento Air Europa intentó comprar en una opa la totalidad de los títulos de Iberia en bolsa. En el primer intento Irala culpó de la ruptura a Hidalgo por su impaciencia, y el salmantino a Iberia por querer revisar el acuerdo inicial, así como dejó entrever que había oposición también de los accionistas de referencia.

Y esa misma causa la apuntó para la propuesta de 2007. “En ese momento ya estaba todo hecho y se anunció a través de Gala Capital. Ahí, esa misma mañana, Caja Madrid compra las acciones al Banco Bilbao y a Logista y se aborta la operación. En una mañana se hace todo esto”, dijo. En 2007, Caja Madrid elevó su participación en el capital social de Iberia, al completar la adquisición de las acciones del BBVA y Logista. “En aquel momento (Miguel) Blesa era presidente y de la comunidad Esperanza Aguirre, yo no voy a poner esos nombres pero son los que gobernaban en ese momento esas dos entidades”, indicó Hidalgo.

Entonces Iberia estaba en caída libre y Air Europa se alzaba como aspirante a primera compañía aérea española, hasta que en 2011 se produjo la fusión de Iberia con British Airways en la actual IAG, que invirtió la tendencia pese a unos primeros años de incertidumbre, en contraste con Air Europa, que sufría sin el pulmón de estar integrado en un gigante aéreo con cientos de aviones de flota.

Entre medias, Hidalgo se convirtió en una constante hacha contra la reputación de Iberia, criticando los millones de ayudas públicas que recibía o el negro futuro que le esperaba por ser una aerolínea menos moderna que la suya. Pero la última década invirtió la tendencia de los años anteriores, y era el dueño de Air Europa quien desde hacía alrededor de un lustro mantenía contactos con IAG y Willie Walsh para lograr una escapatoria al callejón sin salida de competir sola contra gigantes.

Walsh rechazó entonces comprar una aerolínea liderada por una personalidad tan inusual para los códigos internacionales de las grandes corporaciones cotizadas. Hidalgo siempre pedía la cifra redonda de 1.000 millones. E IAG pensó que lo mejor era acabar con su rival hostigándola hasta que pereciera, y para ello hasta llegaron a presentar una candidatura a los viajes del Imserso. Air Europa lo padeció, y hace año y medio, en abril de 2018, Javier Hidalgo se volvía a reunir con Luis Gallego con la venta de su aerolínea como tema, según lo reveló puntualmente preferente.com.

El hoy CEO de Globalia, irritado por la filtración, hizo un medio desmentido a su manera, y solo un día después su padre confirmaba la cita, agregando un dato clave, y es que Air France-KLM también estaba interesada. Y en los últimos meses era la gran candidata, con viajes frecuentes de Javier Hidalgo a París. El vínculo histórico entre ambas facilitaba la operación, pero los franceses apenas ganaban mucho más siendo dueños de lo que lo hacían como socios, y eso frenaba los avances.

Pero hace unas semanas todo cambió. Tras IAG desistir de la compra de Norwegian que amenazaba su operación atlántica, Iberia perdía a su socia estratégica latinoamericana, Latam Airlines (Oneworld), al comprar Delta (Sky Team) un 20 por ciento y hacerse su mayor accionista. Este escenario suponía un riesgo para Iberia, que entonces decidió ir a fondo para aceptar, ahora sí, la cantidad que sabía que siempre era el listón del patriarca de los Hidalgo.

Las amenazas que afrontaba Globalia a medio plazo parecían superiores a sus capacidades, y se dio la oportunidad de comenzar el desmantelamiento por la joya de la corona, que a juicio de muchos valía más separada que junto a todo el conglomerado. Un gran perjudicado en ello fue el handling Groundforce, ya que haberlo incluido en la operación hubiera dificultado más la aprobación de Competencia, al haber supuesto en muchos aeropuertos el 100% de ese negocio.

El resultado final de la guerra entre los Hidalgo e Iberia es que ambos han salido ganando, ya que la familia salmantina se lleva más dinero del que nunca soñó, y la segunda ha despejado su operativa de rivales para varios años. Su relación puede resumirse también en que “del amor al odio solo hay un paso”, o “si no puedes con tu enemigo, alíate a él”. Y con ello, España tendría por fin un gigante con el que competir contra Air France-KLM y Lufthansa.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Quien compra es IAG, que también compró a Iberia…

Gigante? .Se habla como si ya fuese un hecho consumado. Hasta Bruselas no de visto bueno todo en el aire. Desde Preferente se confirma en sus escritos que lo que quedaría seria un monopolio. Lo cual es inaudito o no es permisible

mejor es que se no se apruebe la compra y después se hagan con ella KLM-AF?
Sinceramente prefiero IAG..

España no tiene ningún gigante. Como mucho forma parte de un gigante que es británico-qatarí.
España lo que tiene ahora es Air Nostrum, Swiftair, Evelop o Plus Ultra.

Y los contratos fraudulentos de iberia en varias bases, de eso no se escribe aqui, imparcialidad dicen por aquí jajaja

Ellos son inversionistas y para ambos es lo mejor asi lo veo yo. Hidalgo pues gana no vera aireuropa quebrar y iberia se fortalecera más..

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Le gustaría que Air Europa se acabe mudando a la T4 de Barajas?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies