NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

análisis

El plan de Qatar: que Oneworld pase de alianza a una matriz

Qatar Airways entró hace un lustro, en octubre de 2012, en la alianza Oneworld. Era la primera aerolínea del Golfo en unirse a una de las grandes alianzas (Emirates y Etihad siempre habían desechado entrar en ellas, como en SkyTeam o Star Alliance). No muchos pensaban que ese paso era una primera escala para hacerse con el control de varias de las aerolíneas de la alianza que agrupa a American Airlines, British Airways, Iberia, Cathay, Latam Airlines o Qantas como las más señeras.

 

Poco más de año después de entrar en Oneworld, en mayo de 2013, se ofrecía para comprar el 12 por ciento que Bankia tenía en IAG, y llamaba la atención. Un año y medio más tarde, en enero de 2015, adquiría el 9,9 por ciento de la matriz de Iberia, por unos 1.300 millones, y desde entonces y en el medio año después, siguió ampliando su participación hasta doblarla con el 20 por ciento, y convertirse de largo en el mayor accionista del grupo aéreo que capitanea Willie Walsh (Cronología de cómo se fue gestando la entrada de Qatar Airways en IAG).

 

A la par que crecía su ofensiva por IAG, anunciaba su entrada en Latam Airlines, la mayor aerolínea de Sudamérica, pagando 600 millones de dólares por el 10 por ciento, mientras hace mes y medio compraba también el máximo legal del 49 por ciento de Meridiana, a la que querría renombrar como Air Italy. Y como guinda, hace pocos días anunciaba su entrada en Cathay Pacific, de Honk Kong, adquiriendo el 9,6 por ciento de sus acciones por unos 660 millones de dólares.

 

La suma de todas estas aerolíneas daría lugar a un grupo con una flota ampliamente superior a mil aviones, un hito que solo alcanzan las tres grandes de Estados Unidos (American, Delta y United). No obstante, Qatar aún no se ha sentado ni en el consejo de administración su mayor inversión, de IAG, pese a tener el 20 por ciento del capital, aunque no esconda su interés ello, y haya hablado por primera vez abiertamente de querer crear una ‘mega-aerolínea’ mundial (Qatar, dueño de IAG, admite querer crear una megagigante)

 

Qatar, que ya aportó aviones para la última huelga de British Airways, buscaría con ello sinergias en las compras de combustible y de aviones, pero también abriría una estrategia en el mundo de la aviación, de que las alianzas dieran un paso más para convertirse en matrices que además de colaborar en las rutas permitieran a sus integrantes reducir su factura en algunos de sus principales costes, y usar el arma de la economía de escala para plantar cara a las low cost (Qatar-IAG: expertos ciñen la sinergia a flota y rutas)



Noticias relacionadas


Encuesta

¿Qué partido político español cree que apoya más al Turismo?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...






Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies