NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Tres fabricantes perfeccionan los retos pendientes

Carrera en EE UU para construir un nuevo avión supersónico

La tecnología básica es fácil y es conocida, pero evitar el estallido del paso a velocidad supersónica es todavía un reto
Los ingenieros creen que pueden ofrecer un avión cuyos precios sean los de primera clase de hoy, mucho más competitivos que los del Concorde

La aviación está viviendo su momento dulce: nunca Boeing y Airbus habían vendido tantos aviones y nunca las perspectivas de futuro fueron tan prometedoras. Con este panorama, los ingenieros aeronáuticos se preguntan ¿por qué no construir un avión más veloz que los habituales? Los argumentos contra el Concorde, retirado del servicio ahora hace 15 años, estás desfasados porque ese avión es de otra época, con consumos desproporcionadamente elevados.

Por eso, al menos tres compañías aeronáuticas están en la carrera por volver a ofrecer un avión supersónico, corrigiendo los fallos que tenía el Concorde. Las tres compañías son americanas: Boom Supersonic, Spike Aerospace y Aerion Supersonic. Las tres esperan que sobre 2025 sus aviones estén volando.

Hoy, casi cincuenta años después del nacimiento del Concorde, la tecnología supersónica no es difícil. El reto está en solucionar los problemas del Concorde: contaminar menos, volar con consumos –costes, por lo tanto– aceptables y, sobre todo, eliminar el famoso ruido que se produce cuando el avión supera la barrera del sonido.

En buena medida, la ingeniería aeronáutica reconoce que el Concorde –y no olvidemos a su rival ruso, el Tupolev Tu 144, conocido frecuentemente como el Concordovski– eran grandes aviones que únicamente cometieron un error: ser adelantados a su tiempo, haber llegado demasiado pronto. (El Concorde podría volver a surcar los cielos en 2019)

Veamos las historias de estas tres empresas que quieren devolvernos a la era supersónica, según recopila la BBC. (Diseñan un nuevo Concorde que cubriría la ruta Londres-Nueva York en 3 horas)

El primero de los aviones es el Aerion Supersonic AS2, que sólo puede transportar 12 pasajeros, a una velocidad de Mach 1.4, con tres motores GE. El fabricante dice que eliminará la explosión del paso a velocidad supersónica. Volará en 2026.

El segundo modelo es el de Boom –en la imagen–, capaz de transportar 55 pasajeros a una velocidad récord, 2.2 veces el sonido o Mach 2.2. Tres motores. Será 30 veces más silencioso que el Concorde. Empezará a volar comercialmente en 2025.

Spike Aerospace promueve el tercer avión, de velocidad Mach 1.6, con dos motores y capacidad para entre 12 y 18 pasajeros, que volará en 2026.

Los tres fabricantes dependen de la actitud de los reguladores de la aviación, que han de permitir el retorno de ese modelo. El punto crítico es la explosión que tiene lugar cuando se entra en la velocidad supersónica. Sin ese estallido, es probable que el avión pueda tener permiso para volar muy pronto. Para evitar ese ruido y las vibraciones espectaculares que se generan, el avión tiene que tener una forma determinada, que evite la expansión de las ondas.

Estos fabricantes deberían tener sus modelos preparados para 2021, para desde 2022 hacer que la Nasa opere los aviones sobre varias ciudades americanas comprobando las molestias que genera. Actualmente, está prohibido que estos aviones pasen a velocidad supersónica sobre superficie terrestre, lo que reduce su competitividad. Spike ha indicado que su avión tiene resuelto este problema, pero no ha dado los detalles.

Otro problema a resolver es el coste del vuelo o sea el consumo. El Concorde consumía cuatro veces el precio de un billete de primera clase, haciendo inviable el negocio. Ahora los fabricantes creen que pueden hacer un avión en el que los costes por billete sean iguales a los costes de un billete de primera clase. Eso es mucho para un viajero de clase económica, pero hay que contar con un 12 por ciento de los viajeros en todo el mundo vuela en primera clase, lo que quiere decir que hay un mercado para este servicio.

Un secreto es corregir los fallos de la tecnología del Concorde. Boom espera volar un prototipo muy pronto, en el que el consumo sea aceptable. Boom ya tiene una orden de 10 aviones de Virgin y 20 de Japan Airlines, pero aún no tiene los aviones.

Aparentemente, el avión de Aerion es el primero que podrá volar. Está trabajando con Lockheed Martin, un proveedor militar, para tener el avión operativo en breve. Más tarde, este mismo año, mostrarán el motor GE que han desarrollado, con gran influencia de la tecnología militar de Lockheed. Las alas como las del Concorde, con forma de delta, causan problemas, por lo que se ha optado por un diseño más fino, que reduce el freno del aire en un 20 por ciento. El diseño se ha probado y funciona.

O sea que no falta mucho para que, si todo funciona, y eso es mucho decir, un avión reemplace al Concorde. Pero ahora no será tecnología europea sino americana.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que Norwegian tendrá que seguir cerrando más rutas y bases?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver | kbaTV
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies