NEWSLETTER | PUBLICIDAD |
EDICIÓN ESPAÑA

Todos los siniestros se produjeron pocos minutos después del despegue

Boeing 737: tres accidentes similares y 500 muertos en poco más de un año

Más de medio millar de víctimas mortales dejan los últimos accidentes protagonizados por un Boeing 737, dos de ellos Max. Todos tienen un detonante común: los aviones se precipitaron pocos minutos después de despegar. La tragedia más reciente ha ocurrido hace unas horas este miércoles en una zona cercana al núcleo urbano de Teherán dejando 176 víctimas mortales (Se estrella otro Boeing 737 y fallecen 176 personas).

Nos remontamos a octubre de 2018 en Yakarta, capital de Indonesia. Un Boeing 737 Max de la aerolínea Lion Air con 189 personas a bordo (181 pasajeros y ocho miembros de la tripulación) despega del Aeropuerto Internacional Soekarno-Hatta, ubicado en la costa noroeste de la isla de Java, con destino a Pangkal Pinang en la isla vecina de Bangka. Trece minutos después, a las 6.20 hora local (00.20 hora española), el avión se precipita en el mar de Java sin dejar supervivientes.

Su comandante, con más de 6.000 horas de vuelo, pidió regresar al aeropuerto de origen unos minutos antes de desaparecer de los radares. Este mismo aparato sufrió problemas técnicos durante un vuelo el día anterior al fatídico accidente que, según las autoridades, fueron resueltos antes de volver a operar (Un avión de Lion Air con 189 personas a bordo se estrella en Indonesia).

Marzo de 2019, aeropuerto internacional Bole de Addis Abeba, capital de Etiopía. Un Boeing 737 Max de Ethiopian Airlines con 157 personas a bordo (149 pasajeros y ocho miembros de la tripulación) despega hacia Nairobi. Seis minutos después y tras recorrer 50 kilómetros, cae sobre la ciudad de Bishoftu a las 8.28 a.m hora local. Su piloto avisó minutos antes del accidente que tenía problemas para controlar el avión y solicitó una pista de aterrizaje para regresar. Según información de Flightradar24, el avión habría estado luchando por conservar la altitud durante un tiempo antes del siniestro (Ethiopian Airlines: se estrella un avión con 157 personas).

Los datos de las cajas negras de estos aviones revelaron que los pilotos lucharon por mantener el control de los aparatos antes de caer al vacío. En el caso del siniestro de Lion Air, los datos indicaron que el morro del avión fue empujado hacia abajo más de treinta veces durante 11 minutos de vuelo. En ambos casos, los pilotos lograron corregir la inclinación una y otra vez hasta que perdieron el control de los aparatos (737 Max: “claras similitudes” entre las dos catástrofes).

Dos días después del accidente de Ethiopian Airlines y tras contrastar las similitudes con el siniestro de Lion Air, la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) decidió cerrar su espacio aéreo al Boeing 737 Max y varios países comenzaron a prohibir a sus aerolíneas su uso, entre ellos Estados Unidos. Tras esta decisión, el fabricante estadounidense comunicó que asumía la retirada de sus aviones y apoyaría la investigación de los siniestros.

Un año después, Boeing daba con la incidencia que habría podido evitar los accidentes. Se trataba de una alarma instalada en la cabina que avisa del fallo del ‘software’, pero que ninguno de los aviones siniestrados la tenía porque el fabricante la vendía como un extra. Boeing avisaba que a partir de ese momento, instalaría esta alarma en los nuevos aviones 737 MAX y en los cerca de 350 existentes, pero finalmente avisaría a finales del año pasado, que suspendería su producción  (Boeing: la alarma que habría podido evitar los accidentes se vendía como extra).

Casi dos años después del último accidente y aún con los aparatos aparcados y la producción del Boeing 737 Max cancelada, las investigaciones apuntan a que podría haber más fallos en este modelo (Nuevo varapalo para los 737 Max: Boeing investiga más fallos). Su regreso cada vez está más en entredicho y el fabricante afronta una crisis sin precedentes en más de un siglo de historia. Ahora cabe esperar el hallazgo de las cajas negras del avión que se acaba de precipitar nada más despegar en Teherán, otro Boeing 737.


Acepto la política de protección de datos - Ver


Ordenar:   nuevos | antiguos | más valorados

Este avión estaba en llamas cuando cayó, lo cual no fue el casi en los accidentes de los dos Max. DEP los ocupantes y mis respetos a las familias. 🙏🏽

Directa o indirectamente los USA responsables.

Bajo mi punto de vista, y siendo lego en la materia, no veo similitudes entre los dos accidentes del 737 Max y este último, he visto algún vídeo donde se puede ver el avión ucraniano cayendo en llamas y esto no pasó en los accidentes del Max.

Noticias relacionadas


Encuesta

¿Cree que las empresas turísticas rescatadas serán viables en el futuro?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...





Comentarios recientes


Revista Preferente | REPORTUR | arecoa.com | Radio Bellver
Aviso Legal Política de Privacidad RSS Condiciones de suscripción Política de cookies